viernes, 27 de mayo de 2016

MUY BIEN MONSEÑOR; PERO... ¿NO SE OLVIDÓ ALGO?

26 de mayo de 2016


He tenido mucha expectativa por la homilía del Arzobispo de Buenos Aires Monseñor Poli, en ocasión de un nuevo aniversario del nacimiento de la Patria.


En esta oportunidad era la primera vez en que un presidente en ejercicio concurría a nuestra Catedral, luego de la arbitraria ruptura de esa tradición por parte de los deleznables KK, al comienzo de su gestión.

Las palabras duras y valientes de Monseñor Jorge Bergoglio, en aquella ocasión y en nombre del magisterio de la Iglesia, generaron en dichos individuos (as) una reacción caprichosa y soberbia, que indicaba el camino hacia la tiranía aberrante que vivimos y soportamos posteriormente y a la que el Cardenal enfrentó sin doblegarse.


La Patria por entonces, intentaba recuperarse de los sucesivos fracasos de incapaces gobiernos anteriores, los cuales, particularmente el menemato, habían potenciado a una clase política mendaz, corrupta e irresponsable, que se asentó en nuestras instituciones especialmente a partir de la reinstauración de la democracia.

Los KK tomaron el testimonio y afán de la reconstrucción nacional que como fuerza vital impulsaba al pueblo a estar ilusionado y esperanzado.

Circunstancias internacionales de excepción parecían indicar la factibilidad de que aquellos propósitos se cumplieran y el país renaciera. Pero al fin y al cabo fue una nueva oportunidad pérdida como tantas a lo largo de nuestra historia.


El entonces presidente transitorio conocido hoy como Dr. Frankestein, dio a luz a un monstruo, que demostró a lo largo de su periplo gubernamental y el de su consorte, que era posible superar con creces las barbaridades que nos habían llevado al default moral y material en el año 2001, por la acción de los mediocres gobiernos anteriores

Pero ese desaprensivo Dr. recibió "suculentos reconocimientos y agradecimientos", por sus servicios a los ignotos políticos que llegaron desde el lejano sur. Así son la mayoría de los dirigentes políticos de ésta maleable sociedad argentina. Como suele decirse comúnmente, no dan puntada sin nudo.

Todos sabemos y si aún no nos hemos dado cuenta es porque sintonizamos otra emisora, que la tremenda corrupción instalada, potenciada por arbitrarias y caprichosas decisiones, ejecutada por una superestructura en permanente evolución maléfica, administrada por ineptos, obsecuentes y cipayos funcionarios ad hoc, produjo un desfalco monumental de ilusiones y valores y un vaciamiento inédito de capacidades materiales.


Entre otros disvalores se sembró la pobreza e indigencia de millones de argentinos, la licuación de la cultura y la traición a los mandatos de los Padres de la Patria. Y la Argentina soñada por aquellos prohombres comenzó a desintegrarse.

Monseñor Poli nos habló ayer "de la necesidad de unidad y encuentro de los argentinos" exhortó a que "la dirigencia se comprometa a servir y no ser servida y a dejar de lado toda mezquina ambición".

Luego insistió sobre la necesidad de erradicar la pobreza y la posibilidad de que todo argentino pueda tener "tierra, techo y trabajo". Más tarde comentó la frialdad de las estadísticas que se contraponen a realidades angustiantes de la gente que más sufre.

Nadie puede objetar algo de lo que expresó durante cuarenta largos minutos.

Como balance yo diría que fue claro y cuidadoso en su referencia y abordó como queda demostrado temas sensibles y necesarios, que en definitiva no difieren en nada a la prédica de la Iglesia en las últimas décadas.

Obviamente en su discurso primó la prudencia antes que la exhortación decidida y valiente como acostumbraba Monseñor Bergoglio en sus tiempos de confrontación, incluyó ciertas frases hechas y en definitiva no fue magistralmente convocante como muchos esperábamos.

Como católico decidido y absolutamente confiado en la sabiduría del Altísimo desearía que nuestra Iglesia adopte en estas circunstancias en las que se debate la prevalencia de la paz, de la unidad, la justicia y la existencia misma de la comunidad nacional una actitud clara, concreta y decidida.

No son tiempos de ambigüedades, retóricas elegantes y acciones no comprometidas. A Dios rogando y con el mazo dando. Son tiempos de lucha y ejemplo personal y colectivo. Al diablo con las especulaciones políticas y la decisión de no desagradar a las autoridades de turno.

Desgraciadamente no es la visión que tengo y espero de nuestros actuales dignatarios.


"Por los frutos los has de conocer" y realmente pienso que su casi indiferencia al desbarrancamiento de nuestra sociedad, obedece a muchas miradas al costado y hasta signos de obsecuencia implícitos.

"La Iglesia Argentina será lo que deba ser o si no no será nada"

Siempre espero de las magnas y frecuentes reuniones de nuestros obispos en las cuales por lo visto se pasan horas discutiendo,  algo más que tres o cuatro páginas de discursos retóricos y de allí al próximo mes y nuevamente "horas de deliberaciones" para otro papelito.



Si fueran funcionarios públicos les diría; produzcan algo concreto; para eso les pagamos. Pero como son personas elevadas por sobre el común y orientadores de nuestra hermosa religión expreso con todo respeto; ¡¡¡¡necesitamos más de Uds.!!!; sacrificio, no solo valentía discursiva o solemnidad en los actos de fé, ejemplo de humildad, liderazgo espiritual cierto y evidente, lucha sin desmayos contra la injusticia, la traición y la mentira.

Practiquemos la misericordia con aquellos que reconozcan sus culpas pero no por ello dejemos de olvidar el daño que han causado y el genocidio producido por sus ambiciones desmedidas. ¡¡¡Debe imponerse la justicia a rajatabla y cuanto antes!!!! Y ello no significa perder la dimensión espiritual de la vida humana. El mismo Jesucristo sacó a latigazos a los mercaderes del templo.

Monseñor Poli se ha olvidado en sus cuarenta minutos de reflexiones,  de la corrupción que agobia a nuestras instituciones y ha sido adoptada como metodología por la mayoría de los políticos asociada a la impunidad y la falacia.

Ha mencionado el efecto o sea el drama de  los pobres que cada vez crecen más en número y mueren constantemente por olvido, hambre y enfermedades. ¡¡¡Pero no ha querido referirse a las causas!!!!. Una de ellas sino la principal es la conocida, tolerada y hasta impulsada corrupción que tiene nombres, apellidos, hechos, lugares, circunstancias  y responsabilidades. Todo ello por supuesto avalado por una justicia que responde con desparpajo a los mismos patrones de conducta.

Tampoco se ha referido a la delincuencia en sus diversos matices y especialidades, sostenida por la complicidad de los funcionarios que han creado una estructura ideal para su fomento y desarrollo.


Por supuesto y porque parece ser "religiosamente incorrecto", el drama de nuestros presos políticos, sin derechos humanos, ni interés manifiesto de la Iglesia hacia el sufrimiento que viven ellos y sus familias. Es una falencia indignante de quienes son nuestros dignatarios. Para aquellos no parece existir misericordia. Prima el temor "al qué dirán". Y si eso es cierto no puedo sentir adhesión hacia quienes transforman las enseñanzas del Señor en una mera mercancía de conveniencia.

El padre Francisco ha de recibir mañana a la deleznable Bostafini y en seis oportunidades en audiencias privadas lo ha hecho con  Kretina. Quizás ha intentado ejercer su misericordia con "algunos mercaderes del templo". Espero que su látigo resulte igual de efectivo que el de Jesucristo. Hasta ahora los hechos han demostrado lo contrario.

Por lo menos, así, lo veo yo.

El Soldado Desconocido
Ayer un resumen de homilía de Monseñor Aguer que me hizo llegar un camarada. Como dice el título desgraciadamente debemos reconocer que hay obispos y de los otros.





NOTA: Las imágenes y destacados no corresponden a la nota original.

jueves, 26 de mayo de 2016

EXTRACTO DE LA HOMILÍA DE MONSEÑOR AGUER EN LA PLATA

25 de mayo de 2016

El vicegobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Salvador, a cargo del Poder Ejecutivo, encabezó este miércoles el Tedeum realizado en la catedral de La Plata para celebrar un nuevo aniversario de la Revolución de Mayo.


La tradicional ceremonia estuvo a cargo de monseñor Héctor Aguer, arzobispo de la Arquidiócesis de La Plata, y además de Salvador participaron el secretario general de la Gobernación, Fabián Perechodnik, los ministros de Coordinación, Roberto Gigante; de Salud, Zulma Ortiz; de Educación, Alejandro Fonocchiaro; de Justicia, Carlos Mahiques; de Desarrollo Social, Santiago López Medrano; de Producción, Jorge Elustondo; y de Agroindustria, Leonardo Sarquis.

A continuación presentamos un extracto de la homilía de Monseñor Aguer en La Plata:


“Se habla en estos días de una “política de memoria, verdad y justicia”. ¿No se llama así, pomposamente, al rencor y a la venganza? La memoria argentina ha sido más bien desmemoriada, o hemipléjica. Es curioso el celo por acusar y juzgar delitos cometidos cuarenta años atrás, cuando hubo y hay tanta distracción y lenidad para juzgar delitos del presente. Se dice que los crímenes aquellos fueron de lesa humanidad, esto es, literalmente, de humanidad herida. El término es usado equívocamente; que así lo hagan periodistas que hablan de omni re scibili e ignoran el derecho, vaya y pase, pero que lo manipulen juristas y jueces supremos es el colmo y ese desliz no augura nada bueno. Necesitamos paz, olvido, borrón y cuenta nueva. Olvido, sí. En varios pasajes de la Sagrada Escritura para indicar que Dios perdona nuestros pecados se dice que se olvida de ellos. Tomás de Aquino escribió que la justicia sin misericordia es crueldad y la misericordia sin justicia es la madre de la disolución. Lo terrible es que la disolución de la sociedad argentina, la relajación y rompimiento de los vínculos sociales proceda de una justicia que tiene tapado un solo ojo. En este Año Jubilar de la Misericordia establecido por un Papa argentino, ¿no podemos los argentinos abrir la inteligencia y el corazón al don divino de la misericordia, y dárnosla los unos a los otros?”.

DECLARAR AL BUQUE ARA SANTISIMA TRINIDAD PATRIMONIO HISTÓRICO NACIONAL



(clic para firmar)

El buque ARA Santísima Trinidad, armado en el Astillero de Río Santiago,  fue el navío insignia en la operación de recuperación de las Islas Malvinas y el primero en entrar en acción, desembarcando un Grupo de Comandos Anfibios. Este navío histórico se hundió en una dársena de la Base Naval de Puerto Belgrano y ahora que fue reflotado corre el riesgo de ser destruido o desguazado. Se ha logrado que la Cámara de Senadores diera media sanción a un proyecto de ley para declararlo Patrimonio Histórico Nacional y ahora necesitamos juntar firmas para que la Cámara de Diputados sancione la ley que permitirá que  no se pierda este hito de nuestra historia que merece ser un Buque Museo.


Esta petición se enviará a: Cámara de diputados de la Nación.

miércoles, 25 de mayo de 2016

ENEMIGO EN ACCIÓN


 Enemigo, porque así debería ser considerado como tal todo aquel  empeñado en llevar a cabo acciones destinadas a que, directa o indirectamente, el gobierno fracase en su gestión de recomponer la debacle recibida en distintos órdenes, aunque mucho me temo que se verá escaso de tiempo para lograr un retorno a una aceptable normalidad ante tanta tergiversación de valores, no sólo en relación a la magnitud y complejidad de la tarea sino también en cuanto a las zancadillas de todo tipo que cotidianamente el enemigo le pone y le pondrá para que fracase en su empeño, con las elecciones parciales de medio término en 2017 y la generales de 2019 como objetivos si previamente, el enemigo, no logra materializar su evidente propósito con anticipación a esos eventos, con un desencadenamiento similar al que  terminó con el gobierno de  De la Rúa.

Dos años vista a las elecciones de 2017 y cuatro a las de 2019, parecieran muy escasos como para que los resultados positivos de un programa de gobierno se puedan apreciar y el electorado vote en consecuencia.

Enemigo enquistado en distintas áreas del propio gobierno como funcionarios y empleados públicos y otros sectores del quehacer nacional que, abiertamente o desde las sombras, harán lo indecible para provocar, dudas, descontentos y frustraciones en la población que otros se encararán de divulgar y amplificar para lo cual cuentan con periodistas militantes en medios adictos como Radio del  Plata AM 1030.
Enemigo que, con falsas, absurdas, o distorsionadas razones, lleva a cabo demostraciones con los consiguientes trastornos e implicancias de toda índole. El pasado jueves 12 de mayo, a pesar que el rector de la UBA reconoció públicamente que el Gobierno le había asignado los fondos necesarios para funcionar, de igual manera llevaron a cabo las farsas conocidas tal como las clases en espacios públicos mientras que, en una bien planeada y ejecutada maniobra,  una horda de denominados cooperativistas ocupó el flamante edificio del gobierno porteño en Parque Patricios superando las custodias policiales, para de inmediato armar en su interior carpas y ollas populares en lo que debiera constituir  un serio llamado de atención en cuanto a las capacidades operativas del enemigo quien cuenta con la experiencia de antiguos montoneros, de cuya capacidad para alterar verdades para llevar agua para su molino da fe el hecho que han logrado éxito en aparecer como jóvenes idealistas y no como despiadados asesinos  e imponer la cifra de 30.000 desaparecidos que se acepta como verdad consagrada con acciones perfectamente coordinadas para atacar a todo aquel que se atreva a poner en duda la veracidad de esa cifra, exigiendo descaradamente retracciones o renuncias en caso de tratarse un funcionario público que en solitario se atrevió a expresarse y que hasta en polarizadas funciones teatrales se ha hecho despiadada crítica del mismo en cada una de ellas por haberse expresado con verdad en relación a esa absurda falacia destinada, en su tiempo  a logran fondos en Holanda al tiempo de procurar que lo ocurrido en la Argentina fuera considerado como un genocidio con las derivaciones e implicancias del  caso.

De modo que caben esperar tiempos complicados ante un enemigo que no se resigna a un papel de leal  opositor y hará todo lo posible, apelando a cualquier medio, para soliviantar a las masas con la habilidad de aparecer como víctima ante cualquier intento de asegurar un mínimo de orden tal como ocurre en cualquier país evolucionado.

El domingo 15 de mayo, pasadas las 22, el ex embajador ante el Vaticano y actual miembro del Parlasur por el FPV, comentó con el conductor del programa el plan de procurar que el Papa visite la Argentina en 2017 y entonces hacer aparecer las concurrencias masivas a que dé lugar tal acontecimiento como una forma de expresión de repudio de la sociedad al gobierno, precisamente, hago notar yo, en un año electoral.

A diario se dan hechos y actitudes de los que sólo trasciende un inevitable mínimo tal como las insólitas recientes declaraciones del pseudo científico Paenza, o los que se dieron, por acción u omisión, el pasado 15 de mayo durante  la entrega de los premios Martín Fierro, ponen en evidencia que lejos de achicarla, el  enemigo hace todo lo posible por ensanchar la mentada “grieta” para llevarla a un abismo ideológico imposible se superar y que el enemigo pretendería hacer desaparecer con la definitiva “neutralización” de los que no coincidan con sus objetivos de desintegrarnos del  mundo evolucionado y afianzar interiormente la vigencia del nefasto populismo que, con altibajos, ha degradado esta sociedad a lo largo de los últimos 73 años.

VOX CLAMANTIS IN DESERTO[1]



[1] Es una lástima que el autor use un seudónimo,  estamos de acuerdo con lo que expresa en su nota y por eso la publicamos.

¿POR QUÉ NO CRECE “ESPERANZA”?



Como les contaba el año pasado, el 24 de mayo de 2015 mi sobrina y ahijada Magdy, me regaló una palmera para interiores en una maceta, planta que ese día coloqué en la mesada de mi camarote en la cárcel de Güemes, contra la ventana para que tenga algo de luz natural. La bauticé “Esperanza”.

A partir de ese día la cuidé muchísimo, agua y abono para la planta y mucha FE, PACIENCIA, SERENIDAD y ALEGRÍA para mi “ESPERANZA”.

Así fue creciendo y dando muchos nuevos brotes y ramas nuevas; ESPERANZA se iba haciendo cada vez más fuerte a medida que se acercaba el 10/12/15, día en que cambió el gobierno.

Pensé, cándidamente, que mi planta ESPERANZA crecería mucho más rápido a partir de ese día, pero no fue así; pese a que la seguí cuidando con la dedicación de siempre.

Mi ESPERANZA se encontró detenida, estancada, descreída en su crecimiento. Me pregunté el porqué de esa parálisis evolutiva y no encontraba la razón hasta que mi ahijada Magdy, excelente “jardinera”, me dijo la causa. ESPERANZA se siente aprisionada por la maceta, había que cambiar su recipiente.

Entonces, pensé, la maceta vino con la planta, a ESPERANZA la cuidé pero la maceta siempre siguió igual. ESPERANZA es mi confianza en que se revertirá nuestra situación de Prisioneros de Guerra y Presos Políticos. La maceta es la contención política de mi ESPERANZA.

Su maceta fue construida con materiales fabricados con el odio y la venganza de los que trataron de convertir nuestro país en una Cuba y fueron derrotados con las armas, reciclados se hicieron gobierno en el 2003.


Desgraciadamente, desde el 10 de diciembre del 2015 sigue la misma maceta política, el actual gobierno la mantiene intacta. Es más, la está “agiornando” con los dichos del Secretario de Derechos Humanos de la Nación, con el Presidente Macri durante las visitas del francés Hollande y el norteamericano Obama, entre otras cosas. Para colmo, el ex Cardenal Bergoglio le da una mano de “barniz” marca K.


Hasta que no cambie a ESPERANZA de ésta maceta, no crecerá porque está atrapada en un contenedor de odio y venganza.

Pero, querida familia, abnegados amigos y fieles camaradas; no se preocupen. ESPERANZA sigue viva, solo que no crece, eso tiene solución y ésta es solo política (cortar el nudo gordiano).

Esta semana que comienza, la “Semana de Mayo”, tiene para mi cinco acontecimientos trascendentes: La Revolución de Mayo, que conmemoramos los PG y PP con un acto en el pabellón; un nuevo aniversario del Combate de Manchalá;  el Día del Ejército y, también el 29, el primer cumpleaños de mi última nieta, Josefina y el 31 el cumpleaños de mi nieta Agustina.

Seguiré regando a ESPERANZA para que continúe viva.


Como les dije en reiteradas oportunidades “Con orgullo estoy donde y como estoy, solo por lo que fui, por lo que soy y siempre seré: Un oficial del Glorioso Ejército Argentino”.

Para todos, el 25 les envío un “¡¡En el dia de la Patria, Buen dia!!”; a los Manchaleros todo mi respeto, el 29 a mis camaradas un fuerte abrazo y les pido a no bajar los brazos ni a ponerse tristes. A mis nietas Josefina y Agustina un millón de besos y ¡¡Feliz Cumpleaños!!”.

¡¡SOLDADO, NUNCA TE ARREPIENTAS NI PIDAS PERDÓN POR DEFENDER A LA PATRIA!!

Espero que el Presidente  Macri cambie pronto la maceta de mi planta ESPERANZA.

Juan Carlos Jones Tamayo
Cnl (R) Prisionero de Guerra
Licenciado- Preso Político

“DONDE NO HAY JUSTICIA ES PELIGROSO TENER RAZON, YA QUE LOS IMBECILES SON MAYORIA”
(Quevedo)


Centro de Estudios en
Historia, Política y Derechos Humanos de Salta



NOTA: Las imágenes no corresponden a la nota original.


martes, 24 de mayo de 2016

FELIZ 25 DE MAYO DE 2016

En aras de la "reconciliación y fraternidad" pedimos una solución para los Soldados de la Patria encarcelados por combatir al terrorismo.


CARTAS CRUZADAS

El papa Francisco le envió una carta de "cordial felicitación" al presidente Mauricio Macri, con motivo del aniversario de la Revolución de Mayo, donde insta a los argentinos a buscar "la reconciliación y la fraternidad".

"En el día en que esta amada Nación celebra su fiesta patria, me complace manifestar a vuestra excelencia mi cordial felicitación, que acompaño con mi oración al Señor conceda a todos los argentinos copiosos dones de su misericordia", expresó el papa Francisco en la misiva.

"Que les ayuden a avanzar continuamente en la búsqueda del bien común, la reconciliación y la fraternidad. Francisco", concluye la carta dirigida al primer mandatario, que fue difundida esta tarde por la Casa Rosada.


Este es el texto de la carta de respuesta que le envió el Presidente Macri a Su Santidad:

"Santo Padre

En nombre de todo el pueblo argentino, agradezco su cordial felicitación y sus oraciones con motivo de un nuevo aniversario de nuestra Patria.

Desde esta tierra que lo vio nacer seguimos con admiración su tarea evangélica en procura de la paz y el bien común, llevando su mensaje a todas las naciones.

Por ello, además de nuestro agradecimiento, le hacemos llegar nuestra firme decisión de avanzar en la concreción de los objetivos que Ud. menciona -reconciliación y fraternidad- para alcanzar la unión de todos los argentinos.

Lo saludo cordialmente

A SU SANTIDAD FRANCISCO

PRESENTE"


BIPOLARIDAD


El 17 de junio será el primer feriado nacional en homenaje al general Güemes, que en 1821, tras rechazar médicos enemigos a cambio de su rendición, murió en combate. Es un merecido reconocimiento a alguien que entregó su vida por la libertad. El 28 de mayo se cumplen 41 años de un combate que defendió aquella libertad conseguida a principios de 1800. En 1975, el ERP pretendía declarar en Tucumán una zona liberada y recibir apoyo de Fidel Castro, para lograr en la Argentina una dictadura marxista como la de Cuba. Aquel día, más de cien guerrilleros se toparon con trece soldados del Ejército Argentino, el mismo que integró Güemes. Tras horas de combate, los trece pusieron en fuga a los guerrilleros. Esos trece soldados hoy están vivos y no sólo no lograron un mínimo reconocimiento, sino que les demolieron un monumento y los trataron de genocidas. Los políticos que se llenan la boca proclamando el feriado nacional son los mismos que por acción u omisión voltearon el Monumento a Manchalá. ¿Hasta cuándo esa bipolaridad, si defendieron la misma libertad?

David San Román

PELIGROSA CUÑA EN EL GABINETE NACIONAL

por Silvio Pedro

No sé si será de público conocimiento que nosotros, todos, continuamos pagando, por intermedio de ANSES, los premios que, como pensiones, otorgó la ex presidenta a los terroristas que asesinaron indiscriminadamente, secuestraron y torturaron a cientos de miles de inocentes, niños, ancianos, mujeres, con la macabra finalidad de poner de rodillas a todo el país, bajo la férula del comunismo. En el propio gobierno hay legisladores que las cobran.

Pero no sólo a ellos se benefició con esta insólita legislación que por ley 26.913 reglamentó Cristina Fernández de Kirchner, ya que también la hizo extensiva a los desaparecidos y sus descendientes, una paradójica y monárquica decisión hereditaria que las instituciones, en especial la Justicia, y la sociedad idiotizada aceptaron como un mandato inapelable de la voluntad personal de una orate.

Interesante destacar que dicha ley establece:

“La Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) que atesora fondos previsionales destinados a jubilados, aportará el dinero necesario. La Secretaría de Derechos Humanos, que depende del Ministerio de Justicia, lo administrará”. Sí señores “atesoramos fondos” para pagar a los terroristas, y esta burla perversa que se permitió la ex presidente es fiel transcripción de la ley publicada en el Boletín Oficial.

El resultado de estas incongruencias fue de que de una cifra oficial estimada de 4.800 desparecidos se pasó a otra irreal de 30.000, fraguada con la ayuda de Amnesty International y otros pseudos organismos de derechos humanos ávidos de obtener ganancias a costa de un país desquiciado.

Como era de esperar, aquellos emigrantes que fueron a tentar fortuna en el exterior sin mayor éxito, se declararon desaparecidos o perseguidos políticos con lo que resulta incalculable la cantidad de favorecidos, colgados de las tetas argentinas de los derechos humanos.

Para los que ponen en duda esta veta que viene drenando la economía del país, les vamos a sumar otra increíble disposición de la Corte Suprema de Justicia, que abre aún más esta hemorragia financiera.

El Honorable tribunal falló que los hijos de los padres perseguidos por la última dictadura militar que hubieran nacido en el exterior durante el exilio forzado de sus padres, tienen derecho a percibir la indemnización prevista por la ley.

Se puede uno imaginar la cantidad de hijos que aparecerán para aplicar a la ley, ya que se viene otorgando sin pruebas fehacientes. ¿Quién lo puede demostrar? ¿Con qué pruebas con qué argumentos o antecedentes?

“Siguen los azotes en la casa de Caifás”, pues la rapiña no reconoce límites y por un artículo de Andrea Palomas Alarcón publicado en el Informador Público venimos a descubrir que los cabecillas militantes que ya están cobrando jugosas indemnizaciones, han iniciado demandas millonarias al Estado por el valor sentimental de los huesos de sus familiares, que se hallan desaparecidos. Estimados lectores, no se trata de una broma macabra, lean elartículo del 16 de mayo que Andrea publica en dicho diario digital.

Hay una cuña muy peligrosa en el gabinete nacional, en el Ministerio de Justicia, adentrada en la secretaría de Derechos Humanos, pues este organismo es el que administra las solicitudes y las cobranzas que luego paga ANSES.

No se conocen registros ni antecedentes con respecto al manejo de este vaciamiento continuo que desangra la economía del país a costa de todos sus habitantes.

Andrea manifiesta que solicitó por nota al nuevo gobierno conocer la lista de los que habían cobrado las leyes reparatorias 24.321, 24.411, 24.043, 25.914, 26.564 y 26.913 por desaparición de personas y otras indemnizaciones similares, pero obtuvo una respuesta negativa aduciendo excusas sin sustento.

Todo esto contradice las promesas de Cambiemos, en el sentido de terminar con el curro de los derechos humanos y hacer públicas las actuaciones de las oficinas del gobierno, en orden a la transparencia de las mismas, máxime cuando se acaba de sancionar en el Congreso la ley de Acceso a la Información.

Es una tarea que el gobierno no ha emprendido y que en este delicado tema de los derechos humanos llega hasta el aparente desconocimiento de la ilegalidad de los juicios de lesa humanidad, instrumento del kirchnerismo para desatar su perversa venganza de la derrota sufrida por el terrorismo en mano de los militares. La muerte en cautiverio de más de 350 presos políticos luego del hacinamiento en mazmorras insalubres, negados de todo asistencia sanitaria, y del derecho a prisión domiciliaria por su edad, es el colofón de una política inhumana y revanchista que continúa en manos del nuevo gobierno.

Se siguen sumando artículos y opiniones de juristas y sociólogos, argentinos y extranjeros, condenando una situación de extrema injusticia que las nuevas autoridades gubernamentales se niegan a reconocer. El último, difundido en el Informador Público, es terminante en sus conceptos. Su autor es Mauricio Ortín y dos de sus párrafos dicen:

“Existen pocas dudas acerca de que, aunque aparenten un proceso legal, los juicios por crímenes de lesa humanidad que se sustancian en la Argentina constituyen una violación de los derechos humanos de los acusados. No sería la primera vez que un Estado abusara del inmenso poder que dispone para enmascarar persecuciones políticas con vicios formales. Los regímenes comunistas han descollado como ningún otro en este arte del simulacro de justicia.

El presidente Macri se hizo cargo de la nefasta política de “Derechos Humanos” del kirchnerismo y sus cómplices.

Si las cosas avanzan en el sentido en que la ex jueza Marcotullio y Alberto Solanet advierten, cuando los argentinos recuperemos la justicia, Macri, Avruj, Peña y Vidal, deberán acompañar al kirchnerismo a rendir cuentas por la comisión de delitos de lesa humanidad.”

Por su parte, el Obispo Benemérito de San Luis, Monseñor Jorge Luis Lona se dirigió a sus Hermanos en el Episcopado, hablando de la Justicia en el Año de la Misericordia con referencia explícita a este grave problema, expresando, entre otras cosas, lo siguiente:

“De manera imprevisible, quienes detentaban el poder tan anhelado y gozado, lo perdieron por voluntad del pueblo a fines de 2015. Pero desde mucho antes, aquel poder del odio había logrado conformar una justicia federal penal, sistemáticamente negadora de justicia para “los procesados por las vicisitudes políticas de la década de los 70.

Señalaremos algunos aspectos de esa negación de justicia:

Son más de trescientos cincuenta los muertos en la cárcel pasados los setenta años. Como únicos penados en el país a quienes se les niega el derecho a la prisión domiciliaria.

De un modo igualmente arbitrario, se prolonga su prisión preventiva mucho más allá de los tres años permitidos por ley

Se los trata con reiterada violación del Código Procesal Penal.

Se les aplica el concepto de “delito de lesa humanidad” sin tener en cuenta la normativa de vigencia mundial al respecto.

Se avalan y apoyan durante los juicios testimonios escandalosamente falsos.

Hay en la Argentina juristas cuyo renombre académico va unido a una conducta intachable. Hoy su intervención sería iluminadora y es posible lograrla.”

Fuimos testigos del nazismo, del fascismo, del castrismo, del peronismo, del kirchnerismo, del cristinismo, por favor no formemos el macrismo. Digo esto porque artículos de este tenor son criticados como inestabilizadores por mucha gente partidaria de Cambiemos, saliendo en defensa fanática de quien ahora quieren convertir en “líder”. No, señores, lo que triunfó es la democracia. Restaurada por un partido denominado Cambiemos la vimos resurgir entre las ruinas por un conjunto de voluntades reunidas por el jefe de la ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, a quien votamos esperanzados en el cambio prometido y que seguiremos apoyando con críticas como la presente de extraordinaria importancia institucional.

El presidente no busca la popularidad, el honor, ni la gloria, sólo aspira a unir a los argentinos con sanas políticas democráticas de diálogo, distintas opiniones y polémicas libremente expresadas, que son la base ignorada ex profeso durante más de una década por un gobierno corrupto hasta sus raíces.

Estamos en ese camino y por eso lo queremos ayudar en el cumplimiento de sus promesas que, en tan corto tiempo de su mandato, las viene haciendo efectivas.

En este escrito queda asumida nuestra sincera voluntad de colaboración para que el gobierno tome conciencia de que los derechos humanos es la materia pendiente. Si se lee atentamente y sin ningún prejuicio, letra por letra, se comprenderá que no aparece ningún pedido de indulto, de absolución, de gracia, ni de perdón, sólo pedimos justicia, estrictamente, justicia.


domingo, 22 de mayo de 2016

MUSEO DESPOLITIZADO


Como argentino celebro la decisión del presidente Macri de despolitizar el Museo del Bicentenario y de darle un contenido enteramente histórico. De ese modo se reflejará nuestra verdadera historia forjada con sacrificios a través de muchas generaciones. Según lo publicado por LA NACION el viernes 13 de mayo se le quitará al museo el sentido de homenaje y autocelebración del peronismo y del kirchnerismo que le había dado la administración anterior. Según se informó, las piezas partidarias no quedarán en el museo. Además, para respetar y honrar nuestras raíces, se reemplazarán los audiovisuales históricos desde la Revolución de Mayo hasta la actualidad que tenían una mirada partidaria y con evidentes críticas a los gobiernos estigmatizados como la "oligarquía". Se denostaba a personalidades históricas relevantes de la organización nacional y de la Generación del 80.

Felicito al secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, que dirige personalmente el proyecto, junto con el director del museo, profesor Juan José Ganduglia, y con la colaboración del titular del Sistema Federal de Medios, Hernán Lombardi, que aportará material de archivo, fotográfico y filmaciones. Sugiero se adecue también el sitio web del museo, para que argentinos y extranjeros puedan tener una visión fidedigna de nuestra historia.

Marcelo J. Louge Juárez




LOS MOCASINES DE NÉSTOR KIRCHNER


La Argentina debe recuperar la racionalidad y el sentido republicano, erradicando símbolos propios de un personalismo autoritario

Después de mucho pensarlo, el titular del Sistema Nacional de Medios Públicos, Hernán Lombardi, decidió suprimir la sala Experiencia Néstor Kirchner, del Centro Cultural homónimo. Paralelamente, en la Casa Rosada también se eliminarán los restos del kirchnerismo exhibidos en el Museo del Bicentenario, ubicado bajo la antigua Aduana Taylor.


Como en otros temas urticantes, el gobierno de Mauricio Macri se mueve con cuidado, para minimizar las reacciones adversas y evitar ahondar la "grieta". Estas precauciones demuestran, una vez más, cómo las democracias liberales son débiles frente a las ideologías autoritarias, los populismos y los fanatismos varios. Cuando funcionan las instituciones republicanas, rige el aforismo atribuido a Voltaire: "Estoy en desacuerdo con lo que dices, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a decirlo". Y de ese modo, el demócrata ofrece la otra mejilla, tratando con modales desconocidos a quienes prometieron "ir por todo", con la esperanza de que aprenderán con el tiempo la diferencia entre la libertad de expresión y la militancia rentada; entre trabajar para el Estado permanente y trabajar para un gobierno determinado. Pero muchas veces recibe un desplante, como ocurrió con el matemático Adrián Paenza en la televisión oficial, quien muy difícilmente habría podido expresarse por ese medio en la era kirchnerista si fuese opositor.

La experiencia NK ha llegado a su fin. Ahora la población podrá disfrutar de otras experiencias, pues la República Argentina cumplirá este año el bicentenario de su Independencia, recordándonos que el país no comenzó en 2003, como esa sala pretendía adoctrinar a la población.

Para aquellos visitantes más jóvenes, será una experiencia sanadora confrontar el ascetismo honrado del médico de Cruz del Eje, Arturo Illia, con el abogado de Santa Cruz que bajo la bandera del progresismo ocultó negocios que ahora maneja su viuda. Y admirar la potente visión desarrollista del intelectual Arturo Frondizi, para entender que no hay consumo sustentable sin inversión para sostenerlo. Y conocer el verdadero pensamiento del fundador del justicialismo, Juan Domingo Perón, quien vino a morir a la Argentina para desplazar a Héctor Cámpora del poder y echar a los montoneros de la Plaza de Mayo.


Mientras se reúnen los documentos y materiales para que los visitantes puedan experimentar la Argentina que existía antes de los Kirchner, Lombardi ha anunciado, como un antídoto para desinfectar el Centro Cultural de todo personalismo (bueno sería que se le coloque un nombre que nos represente a todos), una muestra dedicada a Jorge Luis Borges por el trigésimo aniversario de su muerte. Si Cristina Kirchner pretendió identificar a su ex esposo con la Nación argentina, fue Borges el argentino que más detestó los personalismos y quien escribió: "Nadie es la patria, pero todos lo somos".

Por otro lado, el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada, otro de los emblemas kirchneristas, también está en plena despolitización. Y así, por más que Juana Azurduy quiera impedirlo con su sablazo zurdo que ya tronchó al Gran Almirante genovés, saldrán del museo hacia algún placard familiar el recordado traje cruzado del ex presidente, sus mocasines y hasta la camiseta de Racing Club con la leyenda "100% K".


La presencia de estos atuendos en la sede del Poder Ejecutivo Nacional demuestra el grado de frivolidad con que actuaba la viuda de quien los vestía, solamente comparables con sus bailes ante la militancia o el anuncio de la elección de Amado Boudou como candidato a la vicepresidencia de la Nación.


Sin duda, ella era mucho más expresiva y tenía más carisma que Kim Jong-un, el gobernante de Corea del Norte que dedicó Pyongyang al culto de su padre y a sí mismo. Pero son tan obvios los ejemplos de otros personajes que construyeron poder a través del culto a la personalidad que sería jerarquizar el traje, los mocasines y la camiseta si se comparase a Néstor Kirchner con José Stalin, Francisco Franco, Benito Mussolini o con el mismísimo Juan Domingo Perón.

Existe una palabra en el lenguaje coloquial argentino, que es "berreta". Según la Academia de la Lengua Española, se trata de un lunfardismo que significa "de mala calidad". En este caso, aunque el traje fuese de la mejor tela y los mocasines de una zapatería selecta, el acto de colocarlos en una vitrina, al mismo nivel que los próceres de la Independencia o los estadistas del Centenario, fue otra maniobra "berreta" que ofende la memoria de aquéllos y el sentido patriótico de quienes los honran.


El traje y los mocasines de un ex presidente que gobernó hasta hace ocho años sólo deben exhibirse en un museo de la vestimenta, en una exposición privada o en una feria de curiosidades, sin entrar en forma prematura en el ámbito de quienes sólo la historia puede reconocer como eminentes.

En realidad, el mero hecho de la exhibición demuestra que a Cristina Kirchner poco le importaban los próceres o los estadistas que nos precedieron; tampoco el respeto a la sede del Poder Ejecutivo, ni la proximidad de los símbolos patrios, como la bandera y el escudo. Mucho menos la detuvo el pudor natural de no exaltar al marido cuando quien gobierna es su esposa. Ni esperar un tiempo prudencial para que la sabiduría de Clio decante su opinión respecto a los méritos o deméritos del dueño del traje y usuario de los mocasines.

Quien los colocó allí sólo pensaba en sí misma y en la utilización de esos atavíos para acrecentar y consolidar su poder personal, mediante los artificios simbólicos que usan los demagogos para exaltar sentimientos populares como el Gauchito Gil, San Expedito o la Virgen Desatanudos.


Es auspicioso que la Argentina recupere el sentido republicano, permitiendo la diversidad de voces y erradicando símbolos del personalismo autoritario. Y, sobre todas las cosas, que se recupere la racionalidad, para que el futuro del país no dependa de discursos, de mitos, ni de slogans. Porque a la pobreza no la erradicará el Eternauta, sino el sacrificio y el trabajo duro, cotidiano y solidario de 43 millones de argentinos.


NOTA: Las imágenes no corresponden a la nota original.