jueves, 24 de julio de 2014

FALLECIMIENTO DE OTRO PRESO POLÍTICO


Estimados Amigos:

A través de la Unión de Promociones hemos tomado conocimiento que el día lunes 21 de Julio de 2014, del señor Coronel (R) Carlos Miguel María Landoni (Promoción 82 - Comunicaciones - CMN), quién se encontraba injustamente detenido como  Preso Político.

Con él, son 248 (doscientos cuarenta y ocho) los Camaradas fallecidos, pertenecientes a todas las Fuerzas Armadas, de Seguridad, Policiales, Penitenciarias y civiles; en el marco de este proceso de persecución, teñido de incontables irregularidades jurídicas y sistemática venganza, propias de una justicia prevaricadora.

Expresamos nuestras sentidas condolencias a todos sus familiares, allegados, compañeros y amigos, rogándole al Señor, les conceda pronta y cristiana resignación. Esperamos que la sociedad argentina y sus representantes políticos recuerden el manto de sangre y acciones del terrorismo que los llevaron a pedir y ordenar a las FFAA que aniquilaran al enemigo subversivo que pretendía alzarse con el poder mediante el miedo, terror y violencia. En todos sus reclamos contra el avasallamiento autoritario del poder de turno deberían incorporar un justo reclamo por la paz, concordia, justicia e historia completa dentro del marco de igualdad contra la ley.

Dadas las avanzadas edades y estados de salud de los Presos Políticos en la Argentina, estas lamentables noticias son cada vez más seguidas. Una vez más levantamos nuestra voz hacia el poder de turno, no pueden continuar con esta matanza selectiva… es su obligación como presidente de todos los argentinos garantizar el debido proceso, la igualdad ante la ley, brindar asistencia sanitaria adecuada y por sobre todo lograr la unión de la sociedad para superar las antinomias que después de casi 204 años aún nos mantienen divididos. Es hora de sin odios, ni venganzas, es hora de una mirada superadora.

Por tal circunstancia, adherimos a la reiterada convocatoria de la Unión de Promociones a todos los integrantes de las distintas Fuerzas, a las distintas ONG e Instituciones vinculadas o afines, a familiares, amigos y allegados en general, a sumarse y trabajar en apoyo de todos quienes deben enfrentar esta injusta situación, a fin de afirmar y fortalecer el planteo de los justos reclamos por acceder a una justicia verdaderamente independiente, imparcial y objetiva, a través del irrestricto respeto por la Constitución Nacional.

Sinceramente,

Pacificación Nacional Definitiva

por una Nueva Década en Paz y para Siempre

miércoles, 23 de julio de 2014

DE COMBATIENTE REVOLUCIONARIO A HOSTIGADOR CIVIL


19/07/2014                                                             


Por Mauricio Ortín  

En la sangrienta década del ’70 en la Argentina se agudizó la guerra civil de la cual  los años ‘60 habían sido su etapa ideológica.  Que se trató de  una guerra lo certifican los cientos de publicaciones oficiales de esa época del ERP y de Montoneros. En dichos textos, los terroristas de entonces declararon formalmente la guerra revolucionaria clasista al sistema capitalista argentino; así también, reivindicaron las ejecuciones (asesinatos), expropiaciones (robos), asalto a cuarteles, secuestros extorsivos y confinaciones en “cárceles del pueblo” (pocilgas) que llevaron a cabo (en publicaciones posteriores ratificaron sus dichos). Al respecto, es ilustrativa la conducta bastarda y triste de los que hoy, por un lado (en libros y notas periodísticas) se muestran como intrépidos combatientes revolucionarios y, por el otro (en los juicios contra los militares), como inocentes  víctimas de la represión. Esto último, además, recibe la comprensión y protección de los jueces y fiscales, quienes, con el arbitrario  argumento de que ello implicaría “revictimizarlos”, les corresponden coartando las preguntas que denuncian su propia participación criminal. 

Juan Arnol Kremer

Este el caso de  Juan Arnol Kremer (Nombre de Guerra: Luis Mattini), el sucesor de Roberto Santucho en la jefatura del ERP, quien declaró el 8 de abril de 2014 frente al Tribunal Oral Federal de Córdoba. Allí, el susodicho borró con el codo todo lo que escribió con la mano y la ametralladora. Así, lo que en sus libros, artículos y reportajes aparece como “guerra revolucionaria” sería un malentendido de “hostigamiento civil” a las FFAA. De allí, que alegremente, diga: “Sí. Insisto, usábamos la palabra “guerra” con un sentido metafórico y una irresponsabilidad total”. Más propio que de combatientes sería hablar de “civiles armados” hostigadores. Respecto de  el ataque (del ERP) al cuartel de Azul fue, bueno, una operación de mucha resonancia periodística, pero fue una jugarreta militar (jugarreta con asesinatos). A la pregunta ¿Y fabricaron armas alguna vez? Contestó:  “Sí, en una oportunidad. No llegamos a hacer nada bueno, pero bueno, intentamosY bueno, hicimos un par de armas de esas y salió bastante regular…” Sobre la incursión en el monte tucumano, dijo: “Y, por supuesto, entonces hablábamos de la Compañía de Monte como si la Compañía de Monte fuera real. Nunca fue real, era un grupo de compañeros que estaba haciendo incursiones en ciertas regiones de Tucumán.” “…fue un paseo por los montes, para decirlo de alguna manera, lo digo metafóricamente”. 

Oberdan Sallustro
En relación al secuestro y asesinato  del empresario Oberdan Sallustro, respondió: “no recuerdo exactamente por qué se hizo lo de Salustro, realmente no lo recuerdo…” Ante la pregunta sobre si participó en operaciones militares y si el ERP fusilaba a los infiltrados de la contrainteligencia, el presidente del Tribunal, el Dr. Díaz Gavier, la consideró no pertinente y evitó que el testigo la contestara. (La declaración testimonial completa de Kremer está en: uniondepromociones.info/areajuridica/02.doc)


El “olvidadizo” Arnold Kremer (Luis Mattini) ha publicado los siguientes libros: “Hombres y mujeres del PRT-ERP”“Hombres y mujeres del PRT-ERP”(léase “Memorias de un hostigador civil”); "La política como subversión”; y en colaboración con otros autores: “Che, el argentino”


Actualmente, como corresponde a un “revolucionario de pura cepa”, vive de la teta del Estado. El núcleo de la declaración de Kremer es la negación de que aquí hubo una guerra. Entonces ¿porqué mataban? ¿Será que de puro sicópatas nomás? Kremer era un soldado o un sicópata pero, nunca una víctima. Y si soldado no uno cualquiera, pues tenía el grado equivalente al de un general de Ejército. El que, Kremer, no asuma su responsabilidad, declarando que cuando llamaban a la guerra era: “jugandito”, evidencia el grado en que este sujeto estima su honor. Pero, para los argentinos, lo verdaderamente grave debiera ser la alta estima que por su testimonio y por el de otros como él observan jueces y fiscales (el mamarracho jurídico que dice que “testigo necesario” no miente. Bueno, se me dirá: “son los jueces y la justicia que los argentinos en treinta años de democracia supimos conseguir” o, “es lo que hay” (que gente, por Dios… si dan ganas de balearse en un rincón).

NOTA: Los destacados e imágenes no corresponden a la nota original.

lunes, 21 de julio de 2014

CONFLICTO DE INTERESES


Cuando Tirso de Molina pone en boca del personaje de Don Juan Tenorio la famosa frase “No hay plazo que no se cumpla ni deuda que no se pague” le agrega lo de “cuan largo me lo  fiais” descartando que la justicia, en este caso la divina, llegará tarde, luego de una larga vida de burlas  y engaños. Sin embargo, la estatua de piedra de una de sus víctimas lo arrastra  a los infiernos más temprano que tarde.

 Don Juan Tenorio

En el fondo, la idea de la lentitud y aun de la incapacidad de la justicia para castigar los agravios de los taimados o de los poderosos, subyace en la mente de todo aquel que cruza el umbral de las leyes, las normas y la ética. Si algunas veces la lenta justicia finalmente lo alcanza, es porque la sensación de impunidad y la embriaguez del poder llevan al personaje a aferrarse tanto tiempo a su cargo, que fatalmente  no puede escapar a las consecuencias de sus actos.


Si Cristina Fernández, viuda de Kirchner, no se hubiera presentado a la re elección en el 2010, otro gobernante podría o no haber salvado a la nación, pero ella no estaría ahora enfrentando la posibilidad de  un nuevo “default”, la recesión, la inflación del 40 por ciento, los despidos, el vandalismo, las huelgas y piquetes,  el juicio imparable de quien designó como vicepresidente y, sobre todo,  no hubiera tenido que tirar por la borda tantos párrafos de su insustancial pero convincente relato. Pero se presentó, ganó y pretendió ir por más, exactamente “por todo” según sus propias palabras,  y ahora se ve obligada a enfrentar los gruesos errores cometidos y con ello,  el riesgo de terminar su segundo mandato  en medio de un desastre generalizado.


El conflicto más grave e inmediato surge de la posibilidad de caer en una nueva situación de incumplimiento de la deuda externa, comúnmente conocida como “default”. La falla principal del oficialismo fue ignorar al grupo de deudores que no habían aceptado el canje y menoscabar el imperio de la justicia a la que voluntariamente se había sometido la resolución del conflicto. El juez Griesa, convocado de su retiro para abocarse a este problema, agotó su buena voluntad en fallidos intentos por lograr que la parte argentina se aviniera a considerar soluciones aceptables antes del fallo. Azotado y maltratado por la señora presidente en discursos públicos terminó por  negarnos toda razón y cerrar todos los caminos para demorar el cumplimiento de su sentencia. Esta demora que el gobierno argentino considera vital, para evitar un generalizado  asalto de todos los deudores, tanto los que no entraron como los que entraron al canje, ahora depende de la buena voluntad de un juez que no la tiene en absoluto.


Ahora bien, quien esto escribe, como  la enorme mayoría de los argentinos, no posee bonos de la deuda externa. Somos conscientes de que el gobierno podrá experimentar un gran fracaso, tanto si se vuelve a caer en “default” como si  le doblan el brazo y concede el cien por ciento del valor de la deuda a los tenedores de bonos, sean ellos buitres o palomas. Pero quienes tendremos realmente  que pagar la deuda, con los impuestos o las retenciones o las devaluaciones, somos y seremos nosotros, los argentinos de a pie, los “laburantes” y eternas víctimas de los errores de  los gobernantes ineptos o corruptos. Por ello,  deseamos intensamente que el gobierno sea exitoso en su gestión, que logre pagar lo justo y que ello sea lo menos posible, porque cada dólar de deuda que se sume será en detrimento de nuestro bienestar y de nuestro patrimonio.


El problema que observamos, sin embargo, es que quienes llevan adelante nuestro caso tienen  un enorme conflicto de intereses. Por un lado comprenden las consecuencias de caer en un  nuevo “default” pero por el otro no pueden dejar de lado la posición de absurda rebeldía e insensatas niñerías pseudo revolucionarias con que llenaron los oídos de sus  seguidores  y “aplaudidores”. ¿Cómo justificar que además de indemnizar a REPSOL  por las acciones de YPF,  de saldar la deuda con el  “Club de París” en condiciones mucho más desventajosas que las obtenidas por otros negociadores o de pagar los juicios ante el CIADI de empresas anteriormente vapuleadas, ahora también le vamos a pagar todo a los sanguinarios capitales “buitres” que se vienen denunciando ante cada foro internacional que debió soportar  nuestras diatribas?

Pues bien, ese es el nudo del problema,  y lo que podría haberse solucionado en forma discreta y eficaz con el pago rápido a los “holdouts” bajo la cobertura legal de la obligación de cumplir una sentencia,  ahora se ha transformado en un monstruo que fue inventado por nuestros negociadores y que amenaza con devorarnos.

Es posible y probable que el gobierno de Cristina Fernández se refugie en el discurso de que el “default” será producido por el fallo judicial y no acuerde, arrojándonos nuevamente al vacío. Puede que a último momento se encuentre una fórmula que permita evitar ese extremo pero en todos los casos queda claro que hemos llegado a una situación de suma gravedad por el conflicto de intereses entre las mezquinas necesidades políticas del gobierno y los verdaderos intereses de una nación que pretende recuperar su condición de país serio y respetable.

Solo por eso, el oficialismo merece el repudio y la descalificación, además de sus errores conceptuales y morales. El tema está abierto y queda poco tiempo para solucionarlo o al menos postergarlo.

El conflicto de intereses también se evidencia en el plano interno. Tenemos un vicepresidente que registra la inédita situación de ser el primero en ser procesado mientras está en ejercicio. Ello a pesar de las intensas presiones recaídas sobre los jueces que incluyeron la renuncia del Procurador General de la nación y la desafectación del primer fiscal y el primer juez de la causa.  Sin embargo, el peso de la prueba material y los testimonios fueron de tal magnitud que nada logró frenar el lento pero inexorable avance de la justicia.

No cabe duda que resulta pernicioso para nuestra nación que un funcionario en tal delicada situación nos represente en el exterior, reemplace a la señora presidente cuando se ausenta del país y reciba a mandatarios extranjeros. Pero una vez más el conflicto de intereses aparece como factor determinante de las actitudes del oficialismo.


¿Cómo reconocer que la señora presidente se equivocó de medio a medio al elegir sin  consulta  ni consenso a quien habría de acompañarla en la fórmula? ¿Cuánto de lo que hizo Amado Boudou con respecto a la empresa Ciccone fue por su propia iniciativa y cuanto fue a pedido de aquellos a quienes respondía? ¿Cómo justificar la estatización de la empresa cuya apropiación está en cuestión sin saber siquiera quienes eran sus legítimos dueños? Lo que es obvio y natural para la salud  de la república, como sería un pedido de licencia del  vicepresidente hasta que se resolviera su situación procesal, se ve obstruido por los intereses internos del sector gobernante que una vez más están muy alejados de los intereses de la nación.


También en este caso la situación amenaza con precipitarse ante la posibilidad de que Amado Boudou deba enfrentar un nuevo procesamiento, luego de ser indagado en la semana que comienza, por detentar la propiedad de un vehículo con documentación falsificada. Sin duda es un caso vergonzoso y vergonzante en el que la imagen de nuestro país se ve inevitablemente afectada.

El escenario de fondo para estos casos resonantes es el de un creciente deterioro económico y social. El aumento sistemático de precios en las variables que dependen del gobierno tales como impuestos, transporte, servicios, peajes y combustible, se suma a las causas macroeconómicas para disparar la inflación. El gobierno ya reconoce  un 30 por ciento anual y se queda corto ante el 40 por ciento que miden indicadores más confiables. Este es un factor más, que quita competitividad a la producción nacional junto al atraso que ya ha acumulado el dólar desde la última devaluación.

Por si esto fuera poco, el gobierno “kirchnerista” remedando a un personaje de ficción que había sido dotado por el diablo del poder de pudrir todo lo que tocaba, aumentó los impuestos a los autos de alto costo en un momento crítico, desencadenando una reacción en cadena que desestabilizó a toda la industria automotriz. La secuela de despidos y suspensiones sumadas a la incipiente recesión con inflación (fenómeno conocido como “estanflación”) ha empujado reacciones gremiales incentivadas por dirigentes de izquierda que escapan a las mesuradas reacciones de los sindicalistas de origen justicialista. El clima de efervescencia que se traduce en cortes de rutas y ocupaciones de fábricas perturba el desenvolvimiento social y la vida cotidiana. En las próximas semanas, también los grandes sindicatos amenazan con parar el país ante la falta de respuesta a sus pedidos y esto incluye, a su pesar,  a los que aún mantienen diálogo con el gobierno.

Finalmente y quizás representando lo más oscuro del legado de once años de gobierno populista y transgresor, el vandalismo mostró su violencia en pleno centro porteño mientras la ciudadanía pretendía agasajar a su seleccionado de fútbol y por una vez demostrar que se puede valorar una actuación digna, aun en la derrota, si se ha competido con armas nobles y espíritu deportivo. Las hordas que arrasaban la propiedad pública y privada, ante la ausencia de fuerzas policiales que eran contenidas por el invalidante temor de las autoridades a asumir las consecuencias de cumplir con sus deberes y responsabilidades, actuaron con el desenfado   de haber convivido con la cultura de la impunidad durante muchos años de desgobierno populista y “progresista”. Cuando las actuales autoridades hayan dejado su lugar a funcionarios más serios  y responsables pasará mucho tiempo y será necesaria mucha firmeza  y convicción para recuperar los valores de convivencia necesarios para vivir en sociedad. De lo contrario, estaremos condenados a convivir con esta inusitada violencia por generaciones con el riesgo  de que la enfermedad social se torne crónica.


Los candidatos presidenciales afines al gobierno se miran el ombligo y se atemorizan de las consecuencias del deterioro creciente en sus posibilidades electorales pero no sea animan a romper con el oficialismo para no perder el acceso a  “la caja” en sus campañas. Los opositores critican con moderación porque son conscientes de que recibirán un hierro candente y temen que necesitarán del poder residual del kirchnerismo para no ser arrastrados por el legado de descontrol social y económico que encontrarán si acceden al gobierno.

Los ciudadanos, entretanto, se preparan para enfrentar el período más crítico del actual gobierno en que la conjunción  de errores, ineptitud, corrupción, ataduras ideológicas y conflictos de intereses han escalado hasta llevarnos a una situación de extrema gravedad.

Solo nos queda esperar que si Dios hizo el milagro de llevar a un argentino iluminado al sillón papal, nos conceda también la iluminación de  un grupo de dirigentes capaz de trabajar por la Argentina, sin defender otros intereses que los de la Argentina misma.

Buenos Aires, 20 de Julio de 2014

Juan Carlos Neves
Presidente de Nueva Unión Ciudadana

Twitter    @NevesJuanCarlos

domingo, 20 de julio de 2014

GRACIELA DALEO: AYER, MIEMBRO DE UN TRIBUNAL FUSILADOR... HOY, TESTIGO ESTRELLA EN JUICIOS DE LESA HUMANIDAD


sábado, 19 de julio de 2014

Leemos en  el libro Los Traidores - capítulo: Muertes y relatos de los juicios revolucionarios - Autor: Carlos Manuel Acuña, lo siguiente:


"Pocos días después, Graciela Daleo, Nombre de Guerra Victoria... miembro activo de Montoneros, fue quién secuestró a Hilda Clara Gerardini, la mujer de Ramón Plomo Ibáñez para formarle un juicio Revolucionario. El cargo fue colaborar con el enemigo y provocar la caída del Jefe de la Columna Norte Ramón Kurlat, alias Monra, con el agregado de no haber dado parte a la organización de la detención de su esposo por las Fuerzas Legales.

El tribunal revolucionario estuvo conformado por Jesús María Luján, Horacio Mendizábal y Graciela Daleo, y la sentencia que dictó fue: Muerte por fusilamiento.

La única integrante de este tribunal revolucionario que hoy está con vida, es Graciela Daleo, convertida en una habitual y muy solicitada testigo estrella[1], especialmente seleccionada por las Fiscalías en los juicios llamados de lesa humanidad...."

Todos los testigos de los cirkos por lesa humanidad, y Daleo no es la excepción, acusan con su testimonio a personas con relatos vagos como: "yo no lo ví, pero después supe que era él...", "Nunca me lo crucé, pero lo supe por otros testimonios..."

Argentina. Los 70 y la venganza de los terroristas.

La historia de los verdugos que se convirtieron en acusadores...




[1] La utilización de “testigos estrella”, previamente “operados” por el oficialismo, para perseguir y enjuiciar a los adversarios políticos, es un modus operandi diseñado en Cuba, e implementado por los gobiernos pertenecientes al ALBA. Este tipo de testigos falaces han sido utilizados por las fiscalías y querellas en la mayoría de los juicios de lesa humanidad.

FALLECIMIENTO DE OTRO PRESO POLÍTICO


Estimados Amigos

A través de la Unión de Promociones hemos tomado conocimiento que el día sábado 19 de Julio de 2014, del señor Coronel (R) Horacio De Verda (Promoción 85 - Artillería - CMN),  quién se encontraba injustamente detenido como  Preso Político.

Con él, son 247 (doscientos cuarenta y siete) los Camaradas fallecidos, pertenecientes a todas las Fuerzas Armadas, de Seguridad, Policiales, Penitenciarias y civiles; en el marco de este proceso de persecución, teñido de incontables irregularidades jurídicas y sistemática venganza, propias de una justicia prevaricadora.

Expresamos nuestras sentidas condolencias a todos sus familiares, allegados, compañeros y amigos, rogándole al Señor, les conceda pronta y cristiana resignación. Esperamos que la sociedad argentina y sus representantes políticos recuerden el manto de sangre y acciones del terrorismo que los llevaron a pedir y ordenar a las FFAA que aniquilaran al enemigo subversivo que pretendía alzarse con el poder mediante el miedo, terror y violencia. En todos sus reclamos contra el avasallamiento autoritario del poder de turno deberían incorporar un justo reclamo por la paz, concordia, justicia e historia completa dentro del marco de igualdad contra la ley.

Dadas las avanzadas edades y estados de salud de los Presos Políticos en la Argentina, estas lamentables noticias son cada vez más seguidas. Una vez más levantamos nuestra voz hacia el poder de turno, no pueden continuar con esta matanza selectiva… es su obligación como presidente de todos los argentinos garantizar el debido proceso, la igualdad ante la ley, brindar asistencia sanitaria adecuada y por sobre todo lograr la unión de la sociedad para superar las antinomias que después de casi 204 años aún nos mantienen divididos. Es hora de sin odios, ni venganzas, es hora de una mirada superadora.

Por tal circunstancia, adherimos a la reiterada convocatoria de la Unión de Promociones a todos los integrantes de las distintas Fuerzas, a las distintas ONG e Instituciones vinculadas o afines, a familiares, amigos y allegados en general, a sumarse y trabajar en apoyo de todos quienes deben enfrentar esta injusta situación, a fin de afirmar y fortalecer el planteo de los justos reclamos por acceder a una justicia verdaderamente independiente, imparcial y objetiva, a través del irrestricto respeto por la Constitución Nacional.

Sinceramente,

Pacificación Nacional Definitiva
por una Nueva Década en Paz y para Siempre

QUIEN QUIERA OIR QUE OIGA

El vídeo del discurso del diputado Omar de Marchi corresponde al día de la votación de las leyes de Democratización de la Justicia, fue en octubre de 2013, y llama la atención la fuerte vigencia que tienen las palabras del diputado demócrata por la provincia de Mendoza. Hoy el país ya no se asombra de nada, la desvergüenza de un vicepresidente, que hace poco era el presidente en ejercicio por ausencia de la presidente, no tiene antecedentes en nuestra joven historia.

Pero los pronunciamientos de la Sala I de la Cámara Federal, tienen un tufillo propio de la podredumbre de las instituciones. Señores, ¿hasta cuándo vamos a soportar que solo van presos los ladrones de gallina y los de guante –no tan blancos– se muestran en los más encumbrados puestos públicos del gobierno de turno?

Los invitamos a ver el vídeo y luego leer el artículo de Guillermo Cherashny que les dejamos a continuación, apreciaran que no hay diferencia alguna… el objetivo es siempre el mismo: la impunidad de los funcionarios corruptos.

Con hartazgo,

Pacificación Nacional Definitiva
Por una Nueva Década en Paz y para Siempre


Macri sin juicio oral, De Vido sobreseído y se viene el salvataje a Boudou

Se confirma la primicia de IP sobre el pacto 
entre el PRO y el cristinismo.

El 30 de junio y el 3 de julio pasado escribimos que la Sala I de la Cámara Federal, integrada por los vocales Jorge Ballesteros, Eduardo Farah y Eduardo Freiler, excluiría a Mauricio Macri del juicio oral en la causa por la red de escuchas ilegales montada por Ciro James. Curiosamente dos años atrás, al confirmar esa misma sala el procesamiento dictado en su oportunidad por el juez federal Norberto Oyarbide, resolvió en los siguientes términos: “Mauricio Macri conoció y prestó su conocimiento para instalar una red de escuchas prohibidas en el ámbito del gobierno porteño”. Pero unos meses más tarde, el consejero de la Magistratura Alejandro Fargosi, entonces vinculado al PRO, se abrió de la postura opositora en una reunión clave del Consejo de la Magistratura y votó junto al cristinismo la designación como juez federal del secretario de la Sala I de la Cámara Federal Sebastián Casanello. Esta designación, dados los vínculos del nombrado con el gobierno, fue rechazada por los consejeros radicales.

Cómo funcionó la secuencia

Casanello se hizo cargo del Juzgado Federal Número 7, en el cual Norberto Oyarbide actuaba como subrogante y, como ya sabemos, cajoneó el expediente de la causa en la que se investiga a Lázaro Báez por lavado de dinero y que complicaba a Cristina Fernández y su hijo Máximo Kirchner por el falso alquiler de las habitaciones del hotel familiar Alto Calafate. Y un tiempo después, decidió que no había motivos para enviar a juicio oral a Mauricio Macri, decisión apelada por el fiscal Jorge di Lello. Como ya señalamos, la misma sala, que dos años responsabilizó a Macri por la red de escuchas ilegales, ayer dijo que no hay pruebas para que éste sea convocado a juicio oral como imputado. Como los argumentos jurídicos para esto lucen escasos, suponemos que lo que estaría inclinando la balanza sería la probabilidad de la fórmula presidencial Mauricio Macri-Ernesto Sanz, bendecida por Elisa Carrió, que podría sumar más de 4.500.000 votos en las próximas PASO. Un argumento definitorio para que los camaristas terminaran eximiendo al jefe del macrismo del juicio oral. A esto debemos sumarle que el voto de un representante del PRO fue decisivo para que Casanello se convirtiera en juez federal y a su vez éste mandó al freezer la causa de lavado que afecta a la presidente. Este conjunto demuestra palmariamente la existencia de un pacto político entre CFK y el jefe de gobierno porteño. La segunda parte de este pacto sería mandar a otro freezer la causa Boudou-Ciccone, para que la presidente termine más tranquila su gestión el 10 de diciembre del 2015. O quizás se trate de otras casualidades de las que siempre habla el procesado Boudou. Esta misma Sala I, por esas raras coincidencias, acaba de confirmar el sobreseimiento de Julio de Vido por enriquecimiento ilícito, después que la Cámara de Casación abriera la investigación de nuevo y enviara el expediente a aquella para que busque más pruebas. Esto no lo hizo y sí desestimó a la Fiscalía de Investigaciones Administrativas como querellante y zafó así a De Vido y su señora, Alessandra Minnicelli. Está claro entonces que Macri, Boudou y De Vido son parte de un mismo paquete político-judicial.

jueves, 17 de julio de 2014

ASÍ FUE LA CRUEL GUERRILLA COMUNISTA EN TUCUMÁN


Por Nicolás Márquez

En el fragor de la dramática guerra interna acaecida en la Argentina en los años 70´, un tema tan esencial como poco explorado (y en torno del cual giró la contienda), fue el intento por parte del ERP (Ejército Revolucionario del Pueblo)- la organización guerrillera mejor preparada y más aguerrida del continente- de llevar la guerra a la selva de Tucumán con el propósito de dominar la provincia, expandir su imperio a las provincias del norte, segregar una porción del territorio argentino e intentar conseguir el aval de la comunidad internacional para que fuera reconocido Estado Independiente, y desde allí, bajar a Buenos Aires y hacer un golpe de estado de filiación castro-comunista.

Miles de combatientes del ERP al mando del emblemático guerrillero Mario Roberto Santucho, se lanzaron al ataque contra la democracia en búsqueda de ese objetivo. Para tal fin, a partir de mayo de 1974 (tercera presidencia de Perón) los castristas locales montaron numerosos campamentos guerrilleros en la selva de Tucumán secundados por un formidable aparato de retaguardia tanto en zonas urbanas de esa Provincia como en las provincias aledañas. Atacaron numerosos cuarteles, guarniciones militares y dependencias policiales en todo el país, con el propósito de conseguir armamentos y reforzar la Compañía de Monte en la Cuna de la Independencia. Crearon sofisticadas fábricas de armas, imprentas clandestinas y llevaron adelante un plan sistemático de secuestros a empresarios y militares (muchos de ellos seguidos de muerte) para canjearlos por dinero o negociarlos por guerrilleros detenidos por las fuerzas legales. Exactamente la misma situación vive hoy el estado de Colombia con el terrorismo narcomarxista de las FARC.

Por entonces, la experiencia cubana, el ejemplo del Che Guevara y otros episodios ideológicamente afines, fueron el faro que marcó la senda de la guerrilla “santuchista”. Pero sin dudas, fue la guerra de Vietnam la que atravesó y marcó por completo al ERP y la virtual guerra de secesión que vivió la Argentina entre 1974 y 1977. El Che Guevara había ordenado a sus feligreses “crear dos, tres, cien Vietnam” y encender la pradera revolucionaria en el conosur. Santucho y sus miles de combatientes leían permanentemente a los doctrinarios vietnamitas, estudiaban sus estrategias, se entrenaban en función de ellas; a Buenos Aires la llamaban “Saigón”. Su objetivo era cumplir el papel del Vietcong (ejército irregular que peleó contra las tropas americanas en Vietnam) y para tal fin, escogieron la zona geográfica más parecida posible a la existente en Vietnam. Ahora la selva vietnamita sería reemplazada por la de Tucumán (que era más cerrada y espesa) y los cañaverales de azúcar ocuparían el lugar de los arrozales. Sendos ámbitos eran ideales para “pegar y esconderse” tal el dogma de la “guerra de guerrillas”. Asimismo, la gran densidad de población y la pobreza imperante en Tucumán, les permitiría (según ellos creían) ganarse el apoyo masivo de la gente. El ERP no estaba sólo: peleó con tropas de refuerzo de guerrillas provenientes del MIR de Chile, del ELN de Bolivia, de Tupamaros del Uruguay y de otros países. El entrenamiento y adoctrinamiento fue proporcionado por el estado totalitario de Cuba y fue el único campo de batalla donde el ERP realizó tareas de guerra conjuntas con Montoneros.

En tanto, el gobierno nacional, en medio de una situación preanárquica en un país en grave riesgo de ser segregado, tras varios fracasos lanzó en febrero de 1975 el “Operativo Independencia”, ordenándole a las Fuerzas Armadas entrar en guerra y aniquilar a través de operaciones de combate el accionar de los elementos subversivos obrantes en Tucumán.

Durante los primeros tiempos, dicho Operativo fue encabezado por el General Acdel Vilas. No es casualidad que dadas las condiciones de una guerra que por imposición del bando atacante siguiera a pie juntillas la experiencia vietnamita, meses después fuera convocado a comandar el Operativo el General Antonio Domingo Bussi, quien fuera entrenado precisamente en Vietnam en 1968. Nunca se imaginaría Bussi que casi un lustro después, todo lo allí aprendido debería aplicarlo en su país, ahora no como aprendiz y espectador, sino como protagonista y conductor. Tanto sea por el lado de la guerrilla como por el de las fuerzas legales, el emblema de Vietnam sobrevolaba Tucumán (el corazón de la guerra revolucionaria) y por añadidura el resto del país.

Nuestro pasado reciente se encuentra tan pésimamente contado y distorsionado, para erradicar las historietas que se difunden por los medios masivos de comunicación hemos relanzado este libro “El Vietnam Argentino, la guerrilla marxista en Tucumán”, obra prologada por el avezado politólogo Rosendo Fraga.

Los documentos, los testimonios (muchos inéditos), el fanatismo ideológico, la estructura sectaria del ERP, los combates, los objetivos, el nexo con tropas guerrilleras extranjeras, la vida en los campamentos guerrilleros, el apoyo de Montoneros, el Operativo Independencia, la respuesta militar, la lucha por ganar el consenso de la población, los enfrentamientos terrestres, aéreos y todos los detalles de esta dramática guerra, constituyen el objeto de análisis de la presente obra.

Debo confesar que, a diferencia de mis trabajos anteriores, nunca me sentí tan espectador de mi propio libro. Los numerosos y escalofriantes testimonios y datos hablan por sí.

Llama mucho la atención que quienes hoy levantan la atractiva y remunerable banderita de los “Derechos Humanos”, no recuerden ni reclamen en lo absoluto a quienes para llevar adelante un Vietnam Argentino, no dudaron, llegado el caso, en asesinar niños, mujeres, simples pobladores y por supuesto un sinfín de uniformados, si sus objetivos ideológicos así se los imponía.

Quizás el relanzamiento de este aporte sirva para enriquecer un debate incompleto (verdadero monólogo) mal llevado por imposición de la insistente mirada tuerta que emana desde el Poder Ejecutivo Nacional.

¿Cómo adquirir el libro Vietnám Argentino?
Haga click acá


miércoles, 16 de julio de 2014

UN TEMA QUE SE SOSLAYA EN LA ARGENTINA. “DE ESO NO SE HABLA …”, PARECIERA LA CONSIGNA

MABEL IRENE GIOVARRUSCIO es familiar de un Preso Político de la Argentina, y relata situaciones comprobables de una inicua realidad

Giovarruscio en una de las marchas de protesta que suelen
organizarse por la misma situación que ella aquí denuncia
Nuestra invitada tiene un familiar en condición de Preso Político en una cárcel argentina, tema que amenaza convertirse en un escándalo mayúsculo cuando la Justicia recupere su independencia en el país.

Son muchas y muy serias las transgresiones a la Constitución y a las leyes, y hasta a los Tratados internacionales, que vienen produciéndose a raíz de una especie de persecución política e ideológica, no exenta de una fuerte venganza, de parte del Gobierno hacia quienes reprimieron el accionar terrorista de los años setenta.

Nuestra entrevistada en esta ocasión, la señora MABEL IRENE GIOVARRUSCIO, explica la aludida situación, definiendo el porqué se los llama Presos Políticos, mencionando las características de dicha situación, con datos precisos, que demuestran la veracidad de las muchas denuncias habidas hasta el momento, las que son desoídas por quienes tienen la responsabilidad de actuar en este tema, incluida hasta la misma Corte Suprema de Justicia, cuyo Presidente, RICARDO LORENZETTI, recientemente, a modo de excusa por su comprometida situación, dijo que esta cuestión se trata de una “Política de Estado”.

La entrevistada brinda detalles concretos de esta triste realidad por la que atraviesan hoy casi
2100 presos políticos, habiendo ya fallecido 250 de ellos en cautiverio, y además denuncia la existencia de un real abandono de los enfermos, especialmente los más graves, quienes no reciben el tratamiento adecuado, ni en los lugares correspondientes ni con las condiciones que las situaciones requieren.

La totalidad de la entrevista podrá ser escuchada en el archivo de audio que se adjunta a la presente nota:

NIÑOS SOLDADO EN LA ARGENTINA

Normas internacionales establecen que no se debe reclutar a niños, específicamente menores de 18 años, para combate en estados y organizaciones armadas.

En Argentina, las organizaciones terroristas de la década del ´70 se sirvieron de niños para realizar terrorismo, su corta edad hacía más viable su penetración en la sociedad...

Se los reclutaba principalmente en asociaciones de estudiantes secundarios, como la Juventud Guevarista para el ERP (Ejército Revolucionario del Pueblo) y la Unión de Estudiantes Secundarios (UES) para Montoneros.


Muchos perdieron la vida como consecuencia de su militancia. He aquí algunos casos.

martes, 15 de julio de 2014

EL POLÉMICO PROYECTO DE ‘LOS PAÑUELOS BLANCOS’

Por Daniel Muchnik

Hay problemas acuciantes, pero La Cámpora, la misma que se dedica a insultar a los opositores y en el Parlamento con estilo de barrabrava presentó un proyecto polémico, hasta lograr su aprobación no sólo con el voto del oficialismo sino de varios grupos opositores.

No se sabe cuáles son los orígenes del planteo de esta agrupación de alto voltaje kircherista-cristinista de convertir a los Pañuelos Blancos en un símbolo patrio, en el mismo nivel que lo es la bandera, la escarapela, el escudo y el himno. ¿Es una estrategia para perdurar, para distraer a la opinión pública, para ocultar el proceso al vicepresidente Boudou, para echar un manto de melancolía del pasado y con ello mover otra vez la batalla de los Viejos Derechos Humanos, muy deshilachada ¿Porque cree que mejor es hablar y polemizar sobre estas cosas y no sobre las afligentes a donde nos ha llevado la mala praxis de innumerables funcionarios gubernamentales, algunos acusados de corrupción?

La cuestión es que esta movida de La Cámpora obtuvo la media sanción de Diputados. Juntó 176 votos. Hubo 8 parlamentarios que votaron en contra, mientras otros 3 se abstuvieron.

Hoy, en la Argentina, hay realidades enervantes. En lo inmediato emerge la falta de dólares, la presión externa, la inflación la negociación con la Justicia norteamericana, el peligro del default, la recesión evidente en todos los campos, especialmente en la producción, el transporte y el comercio, la variable de la inversión y el consumo en baja en el primer semestre y con arrastre importante, la contracción del empleo, las suspensiones y los despidos.

Ni el Mundial, con toda la energía y el entusiasmo y las pasiones en las tribunas en Brasil han podido ponerle la tapa a esta olla a presión. No sólo preocupa el presente, también el futuro. El cristinismo ha terminado de ponerle punto final a la organización del Estado. El respeto a las instituciones, el equilibrio de los poderes, la omnipotencia del Ejecutivo anularon el papel del Estado equilibrador. Es como si treinta años de democracia hayan servido de bastante poco.  Mientras tanto ¿qué está haciendo la oposición política? ¿Sabe acaso cómo recrear ese Estado o parirlo otra vez con otro criterio y otra orientación?

Esa oposición, en vez de tener ya en agenda soluciones para implementarlas a partir del traspaso del poder después de las elecciones del año que viene, se deja envolver en el oportunismo de La Cámpora. Sin duda el pañuelo de las Madres de Plaza de Mayo fue el símbolo de la lucha contra la Dictadura Militar. Por supuesto que representa, en cierto sentido la lucha por la Memoria, la Verdad y la Justicia. Tiene un valor ejemplar en el sentimiento popular.

Pero en estos días esos pañuelos tienen una dirección diametralmente distinta y para nada humanista, porque es parcial y partidaria. En vez de ocuparse de los nuevos derechos humanos, que incluye paliar la miseria de una parte importante de la población, el hambre y otras exigencias cotidianas los pañuelos son encontrados en las tribunas acompañando a la Presidente de la Nación, han tomado partido, se les nubló la mirada. Hebe de Bonafini, la dirigente de las Madres, experta en declaraciones explosivas e injustas protege a Boudou con pasión y protesta porque lo han dejado solo. Hebe de Bonafini fue la responsable de levantar un escenario público para enjuiciar a periodistas con voz mandona de maccartista. Es la misma mujer que llegó a comprender el atentado a las Torres Gemelas. Apareció también con una sonrisa en compañía de un Jefe del Ejército que ha sido cuestionado por todos los costados y con fundamentos, a quien el Estado le ha otorgado activos monetarios considerables para que cumpla con su tarea principal, que es hacer Inteligencia en todos los rincones de la sociedad.

Para esta Ley de La Cámpora impulsada por Leonardo Grosso, Remo Carlotto, Adela Segarra y Sandra Mendoza, contó con el apoyo, entre otros, de diputados críticos como Gerardo Milman (del GEN), Victoria Donda (Libres del Sur y UNEN) y Graciela Ocaña. Votaron en contra Patricia Bullrich, Julián Obiglio y Silvia Majdalani ( PRO) y las massistas Lagoria, María Ehcosor, Laura Esper, Mirta Tundis y María Schwindt . Se abstuvieron de votar los tres diputados que representan a la izquierda. Se trata de Néstor Pitrola, Nicolás del Caño y Pablo López.

Bullrich declaró : Los emblemas nacionales son construídos en común y en conjunto. Las Madres han tenido dos momentos: uno glorioso que fue cuando salieron a pedir por sus hijos desaparecidos y un momento de confrontación, intolerancia y corrupción, a partir de haberse sumado al kirchnerismo. Hay un tema de manipulación, de utilización política de las Madres y Hebe de Bonafini entró en un discurso violento, intolerable y totalmente parcial.


EL PAÑUELO DE LA VERGÜENZA


Sr. Federico Pinedo
Diputado Nacional

Me ha llegado, por esos circuitos de Internet, la explicación o justificación que Ud. brinda sobre el apoyo dado al proyecto de ley que eleva a la calidad de emblema nacional el conocido pañuelo de las Madres de Plaza de Mayo.

Vale aclararle previamente que no pertenezco al agrupamiento que le solicitó explicaciones a Ud. Soy tan solo un ciudadano independiente que me he puesto en la posición de hacer oír mis opiniones.

Dejando bien sentado lo anterior, le digo a Ud. que su explicación no es satisfactoria.

No hay explicación suficiente para su apoyo a la elevación, al altar de los Símbolos y Emblemas Nacionales, de un símbolo corrompido hasta la médula por el régimen vigente.

¿Ud. nos quiere convencer de algo que las propias Madres fundadoras han rechazado?

Todo lo que Ud. y sus colegas han hecho es una nueva hocicada al poder de este régimen. Me asombraría si no fuera porque el PRO es, a pesar de los maquillajes, otro partido político. Es decir, otro grupo de mercaderes de la política, traficantes de esperanzas ciudadanas para los cuales los valores centrales pasan por otro lado.

Lo demostró en 2003 el jefe de su partido, Mauricio Macri, cuando no tuvo empacho en coquetear con el mayor delincuente de la política argentina esperando "que el santacruceño haga algún gesto en su favor en los próximos días. "


Señor Pinedo, no se transa con la corrupción si se quiere en verdad recrear una moral republicana en una democracia en serio.

No se acepta que un símbolo que está más asociado, hoy, a la corrupción más rampante del gobierno y a la vesanía repugnante de la cortesana Hebe de Bonafini, se ponga a la altura de la Bandera que Belgrano creó antes de morir pobre y desahuciado.

Si les queda un poco de decencia y coraje para mostrarlas a la ciudadanía que los mantiene, hagan lo imposible por revertir la decisión tomada.
Si es necesario, convoquen a esa ciudadanía, que marchará a exigir la no consumación de esta afrenta incalificable a la honra de la Nación y su República.

Y si no lo hacen, que la ciudadanía los demande del modo que sea.

Saludo atte.

Carlos A. Galvalizi

DNI 7.642.147