viernes, 3 de julio de 2015

ADHESIÓN CRÍTICA (No hay peor ciego…)




Esta Asociación, luego de haber escuchado opiniones muy diversas y hasta muy contrarias entre sí de sus muchos socios y amigos, ha resuelto concurrir institucionalmente a la manifestación convocada para el martes 7 de julio.

Nuestra concurrencia, sin embargo, será crítica.

Sin soberbia ni jactancia, sino simplemente porque es verdad, afirmamos que nadie como nosotros tiene autoridad suficiente para denunciar a este gobierno por su siembra permanente y creciente de discordia y la quiebra del orden jurídico que deliberadamente causó.

Lo hicimos desde el día de nuestra fundación, más de seis años atrás, cuando advertimos a los dirigentes políticos y sociales, a los  hombres de derecho y al pueblo argentino, que este gobierno, movido por el propósito bastardo de acumular un poder que los votos no le habían concedido, se había puesto a avivar las brasas de un pasado terrible, que poco a poco se habían ido enfriando. Para ello, con la complicidad de buena parte de jueces y fiscales culpables de prevaricato y el apoyo casi sin disidencias de una dirigencia sin valor ni patriotismo, se puso en ejecución la tarea de demolición hasta los cimientos de los principios más elementales del orden jurídico.

Dijimos entonces a tiempo y a destiempo y lo proclamamos frente a las puertas de los Tribunales, que todos los argentinos habíamos sido puestos en libertad condicional. Y continuamos diciéndolo a medida que se iba ejecutando ese plan siniestro, con parodias de juicios, en los que se falsificaban pruebas, se prestaban testimonios falsos, se agredía a acusados, defensores y testigos de las defensas, se dictaban condenas sin fundamento alguno, se echaba o se obligaba a renunciar a jueces que se negaban a ser comparsas de ese circo vil y, de paso, se montaba el escandaloso negocio bien llamado “Derechos Humanos S.A.”, que posibilitó el encarcelamiento de más de 1.800 presos políticos y hasta ahora 301 muertos en cautiverio.

Ahora, cuando es bien visible que ese plan, para vergüenza de esta generación, no se había agotado en la creación del Guantánamo argentino que está a la vista de todos, aquellos que se negaron a ver o fingieron no ver, advierten que les llegó el turno. Pero, no obstante, aún así se rehusan a admitir en público -la mayoría lo hace en voz baja y en privado- que lo que les pasa ahora es consecuencia de lo que entonces ayudaron a poner en marcha.

Los Abogados por la Justicia y la Concordia estaremos pues presentes, pero para recordarles con nuestra presencia que, en palabras de un gran filósofo de nuestro tiempo, no es que a sus miradas les falte la luz, sino que sus miradas están ciegas frente a la luz.
        
Mariano Gradin                     Alberto Solanet
Secretario                              Presidente

domingo, 28 de junio de 2015

PARACAÍDAS PARA NO TODOS NI TODAS


“En el traicionero mundillo político,
la lealtad tiene fecha de vencimiento”.

James Neilsen

El viernes por la noche tuve una certeza: la suerte de mi país está echada. El Gobierno renovó sus ataques a la Justicia, con mayor virulencia y menos formas aún. Tras la sanción del Código Procesal Penal y remover a un Juez de Bahía Blanca, que intervenía en el caso de las facturas falsas de Lázaro Bóvedas Báez y su hijo, el jueves hizo lo mismo con el Juez Luis Cabral, el molesto subrogante en la Sala de la Cámara de Casación Penal que debe decidir sobre la inconstitucionalidad del memorandum firmado con Irán, ya decretada por las dos instancias inferiores. Procura así poner la lápida final sobre la denuncia del Fiscal Nisman contra la Presidente, que le costó la vida.

Juez Luis Cabral

Pese a la enorme gravedad del tema, no suscitó reacción alguna en una sociedad adormecida y adocenada que, en cambio, prefirió depositar todas sus energías en el partido en que nuestra selección, agónicamente, consiguió superar por penales a la colombiana y, así, pasar a la ronda semifinal de la Copa Sudamericana de Fútbol. Si esa es la nula importancia que los ciudadanos damos a las instituciones, bien hace Cristina Kirchner en pisotear todo para alejar el riesgo de futuras complicaciones penales.

Lo hubiera podido entender y justificar si esa conducta autista se hubiera dado entre aquéllos que, ignorados por los números presidenciales, deben hacer malabares para sobrevivir con ingresos que la inflación devora al ritmo de un pacman; el pan es tan escaso que el circo resulta poco menos que indispensable. Sin embargo, la clase socio-económicamente más alta, aquélla que se supone más instruida e interesada en la cosa pública, ni siquiera en defensa propia se comportó de un modo diferente; en lugar de sufrir por la destrucción de la República, y actuar en consecuencia, se vistió con camisetas y gorros de colores patrios para sentir que compartía un destino común, aún cuando éste fuera intrascendente.


El Tte. Gral. César Milani pidió su retiro; el original militar estaba acosado por la Justicia en dos causas por violación de derechos humanos y, tal vez la más complicada, por enriquecimiento ilícito. Rápidamente, comenzaron las especulaciones acerca de los motivos que llevaron a la noble viuda a soltar lastre con vistas a unas elecciones generales que prometen darle un disgusto mayúsculo. Creo que ya es un poco tarde para que tirar por la borda el excesivo peso de personajes relativamente menores pueda surtir efecto sobre un electorado harto de soportar tanta arbitrariedad y tanta corrupción. Por lo demás, ¿aceptará Milani mansamente ir preso sin contar lo mucho que sabe?

Pero el asunto merece ser observado desde otro ángulo. Cuando se cerraron las listas para las elecciones nacionales de presidente y vice, de varios gobernadores, de legisladores de todo tipo y color, quedó demostrado que para Cristina no hay lealtades que valgan, y que los paracaídas no alcanzan. El peronismo, desde su origen, tiene un Día de la Lealtad porque los otros 364 son los de la traición, y hasta los barones del Conurbano practican esa conducta, yendo y viniendo con sus garrochas.


La primera demostración la dio el trato que dispensó a Florencio Tren Randazzo, que se enteró por televisión que su candidatura había dejado de existir por voluntad de la emperatriz del Calafate; que su principal sostén hasta ese momento, Carlos Chino Zannini, se hubiera pasado al otro bando e integrara su fórmula, no hizo más que aumentar la dosis de sapos que fue obligado a tragar. Más sorprendente aún fue la ausencia de Guita-rrita Boudou entre los candidatos, ya que ni siquiera fue nominado para integrar el ilusorio Parlasur, un organismo consultivo que, salvo que mucho cambie en la región antes de 2019, jamás llegará a existir.


Hoy, sin embargo, el más importante paracaídas se lo quitó a SS Francisco. Creí que bastaría el respaldo explícito que brindó al Dr. Carlos Fayt, a través de una del Cardenal Poli, para frenar la embestida oficial en su contra. Sin embargo, la Comisión de Juicio Político de la Cámara de Diputados siguió adelante y el jueves recibió, en una reunión secreta a la que asistieron sólo oficialistas, el exótico testimonio de una neuróloga; ¿qué habrá dicho sobre alguien que no conoce? El Papa está pagando, para muchos argentinos, el costo resultante del deferente trato que brinda a la Presidente y a todo su entorno, incluida La Cámpora; si, además, doña Cristina responde aprobando el aborto no punible, negando la pobreza y destruyendo lo poco que queda de la República, ese precio repercutirá en la imagen social de la Iglesia toda.


Lo entienda o no la ciudadanía, la noble viuda, asesorada por el Chino, está perpetrando lisa y llanamente un golpe de Estado. ¿Hasta cuándo lo permitirá la Corte Suprema sin abocarse a tratar el tema, sentenciar la imposibilidad del Ejecutivo de continuar por esta senda de agravio a la República y, eventualmente, procesar a la Presidente y pedir su destitución al Congreso?; no lo conseguirá, dado que el oficialismo dispone de las mayorías necesarias para impedirlo, pero permitiría que la sociedad tomara conciencia de los gigantescos peligros que surgen de estas conductas y que, seguramente, deberá enfrentar de hacerse Daniel Lancha Scioli con el triunfo en octubre.


Y digo esto por una simple razón. Doña Cristina y su Ministro de Economía, el inefable Axel Estigma Kiciloff, siguen sembrando de minas económico-financieras el futuro; es probable que comiencen a explotar antes del fin de su mandato, como lo demuestra la escapada del dólar blue pero, sea o no así, quien quiera que la herede deberá enfrentar un ajuste monumental; un breve inventario incluye la inexistencia de dólares en el Banco Central, el déficit estatal, el desmadrado gasto público, los vencimientos de deuda de corto plazo, los niveles de pobreza e indigencia, la necesidad de importar gas, los impagables subsidios al transporte y la energía, el conflicto con los holdouts, etc. Si venciera, como creo que sucederá, Mauricio Macri, la solución tendrá que venir de la mano de la reconciliación con el mundo y el consecuente acceso a las inversiones y a los mercados voluntarios de crédito.


Pero si ganara Lancha nadie estará dispuesto a asumir los riesgos que la presencia del Chino, un fervoroso seguidor del maoísmo en su más arcaica versión, implica; así, no tendrá otra posibilidad que atar más nuestro destino a la voluntad de Beijing, que necesita materias primas para alimentar a su población y a su industria, que tiene sumo interés en participar en el control del Atlántico Sur y en la futura discusión sobre la Antártida, y para el cual todas nuestras necesidades financieras son sólo cambio chico; Argentina recibirá así el mismo trato que hoy aplica China a los países africanos en los que está presente, que saquea impunemente, y no se alterará la relación sumisa que el Gobierno mantiene -recuerde que hay imperialismo malo (el británico, en Malvinas) e imperialismo bueno (el chino, en la base militar de Neuquén)- con Xi Jinping y, también, con Putin, con Maduro y con Rouhaní, todos ellos campeones olímpicos de la democracia y los derechos humanos.

Estamos frente a una trágica encrucijada histórica -¿asado o chop suey?- y por como actuemos ahora se definirá nuestro futuro. Lamentablemente, no soy demasiado optimista puesto que el “sálvese quien pueda” ha inoculado su virus letal en la sociedad, que sigue sin percibir que el egoísmo y el desinterés nos resultarán mortales.

Bs.As., 28 Jun 15

Enrique Avogadro
Abogado

NOTA: Las imágenes no corresponden a la nota original.

sábado, 27 de junio de 2015

CON NISMAN NO BASTA


El Consejo de la Magistratura logró sacar del medio al juez Luis María Cabral, de la Cámara Federal de Casación Penal, uno de los más críticos del Gobierno nacional. La mayoría del voto kirchnerista fue esencial para poder proceder a la remoción del magistrado, quien aseguró que la medida no sólo fue arbitraria sino improcedente, dado que el órgano no estaba habilitado para ello.

El acuerdo con Irán sigue siendo tan espinoso como antes. Para el lector medio cabe la pregunta de: ¿Qué más hay atrás de ésto que tanto encrespa al oficialismo? ¿Qué otra razón los mueve a sacar del juego a quienes pretendan dejarlo sin efecto?

Verdaderamente esconde algo misterioso porque a primera vista tiene muchas aristas incomprensibles. Si el mismo estado de Irán no lo ratificó, ¿cuál es la razón para defenderlo a capa y espada? Más espadas que capas, según quienes opinan que el caso se cobró la muerte del fiscal Natalio Alberto Nisman, además de otras acciones de alto costo político por parte del oficialismo.

El juez Luis Cabral tenía que intervenir en la decisión sobre la constitucionalidad del acuerdo con Irán, entre otras causas y el Consejo de la Magistratura logró desvincularlo por siete votos a cuatro y designó como reemplazante de su subrogancia en la Sala I de Casación al conjuez Claudio Vázquez.

Hay quienes opinan que se puede considerar afortunado porque al menos salió vivo. Hace ya varios años que algunos de sus pares, sostenían que su subrogancia era irregular, algo que otros consideraban más que discutible, pero la causa de Irán lo centró en la mira.

El juez Cabral, junto con sus colegas Juan Carlos Gemignani y Ana María Figueroa, debía pronunciarse el martes próximo sobre si el Memorándum con Irán por el caso AMIA es o no constitucional.

"Lo sacan a Cabral porque ese convenio iba a salir inconstitucional 2 contra 1 y ahora va a salir 2 contra 1 constitucional. Han nombrado jueces a sus medidas y a sus conveniencias", señaló el exconsejero, Alejandro Fargosi, quien consideró que la medida viola la Constitución Nacional y los tratados internacionales.

La subrogancia de Cabral "era sin término" y no vencía el 30 de junio, como argumentaron los consejeros que lo removieron, pero esto permite la inclusión de Claudio Vásquez de quien están seguros que votará tal como lo requiere el Gobierno de declarar constitucional el Memorándum con Irán.

Aunque Cabral apelará la decisión del Consejo a través de una presentación judicial, el nuevo juez viene con el fallo bajo el brazo.

Está visto que para el kirchnerismo la Constitución suele ser un escollo menor, al igual que los tratados internacionales. La "obediencia debida" se puede aplicar a cualquier cosa. ¿Cuánta agua pasará aún bajo el puente del "acuerdo con Irán", cuál será su costo verdadero y en base a ¿qué contraprestación? Es muy difícil de responder, pero está visto que con Nisman no fue suficiente.


jueves, 25 de junio de 2015

OTROS TIEMPOS…

                                                   
Por Mauricio Ortín

En las páginas 28/29 de la revista: “Evita Montonera” (Nº 5,Junio-Julio de 1975)*, un artículo -sin firma- que lleva por título “La Epopeya de Ledesma” narra y reivindica una acción de guerra, llevada a cabo el 18 de abril de 1975, con la artimaña de que “… la respuesta militar era imprescindible: (dado que) la lucha espontánea de las masas (ledesmenses) demostró sus limitaciones y había desánimo.” Tal respuesta se materializó (sigue el artículo) en “… poner un caño en la casa de Lemos, gerente general del Ingenio” (Ledesma). Traducción, cuatro muchachos “idealistas” que no eran de Ledesma, con el objeto de levantar el ánimo de los “indiferentes” obreros del Ingenio, intentarían asesinar a Alberto Lemos, a su señora y a sus pequeños hijos. (La teoría foquista considera que este tipo de hechos instaura, en las masas, las imprescindibles condiciones subjetivas para hacer la revolución comunista). Al atentado que, por suerte, sólo causó daños materiales siguió la huida de los guerrilleros en un automóvil y la inmediata movilización de la policía jujeña. En tales circunstancias se topan con un control policial en el paraje El Quemado. Se detienen y, en el momento que dos  policías se acercan para identificarlos, les disparan a quemarropa y  continúan en su fuga hacia Salta (sin vida, quedan tendidos en el asfalto el Comisario Salomón Guerra y el subcomisario Herminio Álvarez). Conscientes de que no podrían sortear otro control policial, abandonan el vehículo en la ruta 34 y a marcha forzada atraviesan los cerros que los separan de la ciudad de Salta. Una vez allí, de ellos se ocultan en una casa-aguantadero ubicada en Villa San Lorenzo. El 20 de abril de 1975, a escasa horas de haberla ocupado, la policía salteña rodeó la vivienda y dio muerte a René Esteban Locascio Terán y a Ramón Antonio Díaz Romero. Por este hecho de sangre se llevó a juicio, acusados de crímenes de lesa humanidad, a los policías intervinientes. Refiriéndose a los sucesos descriptos y en orden a solicitar una condena para los policías por crímenes de lesa humanidad, el fiscal Francisco Snopek (El Tribuno 17/06/2015) sostuvo que “No hubo hechos aislados sino un plan sistemático” (de exterminio). Pero, ¿cuál plan y de quién? Las muertes de Locascio Terán y Díaz Romero no son otra cosa que una de las consecuencias previsibles de su propio plan criminal. El Estado, por ley, tenía y tiene el deber de reprimir el delito.


El señor fiscal Snopek, al que le pagamos un generoso sueldo los contribuyentes, tiene el encargo sagrado de actuar con responsabilidad. El poder judicial está para buscar la verdad y hacer justicia y no para, con argumentos tirados de los pelos, poner en riesgo la honra y la libertad de los contribuyentes. Por su parte y para no ser menos, el abogado querellante por la secretaría de DD.HH. de la Nación, Martín Ávila, (El Tribuno 17/06/2015) dijo: “No hubo una guerra. No hay justificación posible para los delitos”. Aparentemente, Ávila no leyó ni uno solo de los miles de ejemplares de las organizaciones armadas de los ‘70 en las que, por lo menos, una vez por página se afirma que en la Argentina se libraba una guerra contra el Estado. Guerra que también se pretende negar en infame resolución 33/2012 del Concejo Deliberante de la Ciudad de Salta que solicita la demolición del monumento al Combate de Manchalá.

fiscal Snopek

De los asesinados del otro lado casi nadie se acuerda. Los policías Hugo Salomón Guerra y Herminio Francisco Álvarez víctimas de Locascio Terán y Díaz Romero, como las ratas, no son sujetos de derechos humanos. Para ellos no se pide ni justicia, ni memoria, ni verdad. En el funeral de ambos, el por entonces gobernador justicialista de Jujuy, Carlos Snopek, los homenajeó en su carta de pésame: “El pueblo –nos dice- el sacrificio del Comisario Guerra y el del Oficial Principal Álvarez lo merece todo. Y esto, Señor Jefe de Policía, pese a los oscuros objetivos de los apátridas que no vacilan ante el asesinato, adquiere la dimensión de un símbolo y un ejemplo. Los jujeños de ahora en más tendremos en este suceso la clara visión de los que significa ser argentinos…”

Estoy persuadido de que si las cosas hubieran sucedido al revés; si, en El Quemado, los policías jujeños Salomón Guerra y Herminio Álvarez, hubieran salvado sus vidas abatiendo a los terroristas, seguramente, también el gobernador Snopek los hubiera homenajeado. Mas, entonces, a cuarenta años de ese reconocimiento, serían ellos los que estarían siendo enjuiciados por crímenes de lesa humanidad.

En fin, eran otros tiempos y, también, otros Snopek…

miércoles, 24 de junio de 2015

EL FIN DE LA ERA KIRCHNERISTA


Por Mauricio Ortín

Dado que no puede sucederse a sí mismo, el kirchnerismo (no el populismo) se apagará definitivamente el  11 de diciembre de este año. Con Cristina imposibilitada legalmente para un nuevo mandato; Néstor, en el otro mundo y Máximo (que parece que lo cortaron verde) jugando con la  play  station, los populistas buscan un nuevo autócrata a quien rendirle culto y de quien recibir favores. El peronismo nació y se hizo del poder organizándose en una suerte de pirámide y siempre  con un jefe en su vértice superior. El cual es perfectamente identificable no tanto por sus virtudes morales o políticas sino por el hecho de que ejerce el Poder Ejecutivo de la Nación. Lo mismo vale para los subjefes regionales y los gobiernos provinciales. No así en cambio cuando son oposición y todos se sienten jefes. Menem, de “General” de Cristina y de Néstor, pasó a soldado raso de un salto y sin chistar. Es que la jefatura perfecta, en el peronismo, tropieza irremediablemente con la Constitución Nacional. Mas, si bien ésta dicta que el ciclo de una jefatura o “era” no puede durar más de ocho años (dos períodos presidenciales), el matrimonio Kirchner se las arregló (alternándose Cristina y Néstor) para extenderlo a doce (y, quién sabe cuánto más si Néstor no hubiera  fallecido).  El intento de modificarla para obtener un tercer período chocó con los votos obtenidos en 2013 por el “desertor”, Sergio Massa. Así las cosas, al kirchnerismo no le ha quedado otra opción que poner todos los huevos en la canasta de Scioli y rezar. La imposición de Zaninni como vicepresidente tiene la función de atenuar en lo posible el efecto que provocará el desbande K negociando con Scioli, la impunidad para la gestión anterior a cambio de dejarlo gobernar. O acepta o hará lo posible para podrirle la gestión. Mas, el destino de Cristina, como el de todo populista que perdió el poder a manos de otro, está fijado. Duhalde también intentó controlar a Néstor, poniéndole a Scioli como vice y a Aníbal Fernández y a Lavagna como ministros. Así le fue. Muerto el rey ¡viva el rey!, esa es la lógica del poder de cualquier organización fascistoide originaria de una sociedad políticamente primitiva.


Si Scioli fuera presidente, inmediatamente se desataría una competencia rabiosa entre  los gobernadores, diputados, senadores del Frente Para la Victoria (inclusive algún radical K como Leopoldo Moreau) para determinar quién le succiona más calcetines en el menor tiempo. Es difícil, pero no imposible, que puedan batir el récord impuesto por el mismo Scioli con los calcetines, medias y escarpines de Menem, Cristina y Néstor.

El hecho es que después del 11 de diciembre, Cristina no tendrá más la cadena nacional, Fútbol Para Todos, 6-7-8, la tv oficial (la pública y la privada), Página 12, Víctor Hugo, etcétera, para auto elogiarse y defenderse denostando a sus críticos. Por el contrario, el Grupo Clarín, el diario La Nación, Lanata, Longobardi y tantos otros estarán vivitos y coleando. Los jueces federales, por su parte y como en cada cambio de “era” volverán a la vieja y efímera práctica del “garrochismo”.



Si ganara  Macri, el escenario para el kirchnerismo  sería  igual o peor. Los gobernadores peronistas que son cualquier cosa menos suicidas, como a Menem, le quitarán a Cristina hasta el saludo. La “Década ganada K” se convertirá en la “Segunda Década Infame” (en mi opinión, la más infame de todas) y comenzará el desfile por los tribunales de los que dejaron los dedos marcados aquí y allá. No es mucho, pero es algo.

PROYECCIÓN DOCUMENTAL "LA ESCUELITA DE MANCHALÁ"

Al cumplirse 40 años del combate de Manchalá, el 28 de mayo próximo pasado, en la provincia de Salta se estrenó la versión completa del documental “La Escuelita de Manchalá”, película documental filmada por el cineasta argentino Sandro Rojas Filártiga y narrada por los participantes de esa epopeya, ex conscriptos de la clase 1955 que prestaban su servicio militar obligatorio en la Compañía de Ingenieros de Montaña N° 5 cuyo asiento natural se encuentra la provincia de Salta.

Esos conscriptos y 2 suboficiales del Ejército Argentino  enfrentaron con decisión y valentía a más de cien guerrilleros del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), poniéndolos en fuga luego de un violento combate, en el marco de la Operación Independencia en la provincia de Tucumán, ordenada por el gobierno constitucional presidido por María Estela Martínez Vda. de Perón.

La película se financió con donaciones y aportes privados, fue una iniciativa del Centro de Estudios de Historia, Política y Derechos Humanos. En esta ocasión hará un breve uso de la palabra el señor David San Román Secretario de la Comisión Directiva del Centro de Estudios, quién además le dará entrada al conocido periodista y escritor señor Juan Bautista ‘Tata’ Yofre que presentará el documental y la época de la Guerra Revolucionaria.

Al final de la película disertará brevemente el director Sandro Rojas Filártiga, quién durante toda la filmación prácticamente convivió con los Bravos de Manchalá.


AÑOS 70


Las palabras del ex guerrillero Jorge Masetti, publicadas en su libro El furor y el delirio, que Emilio Fabrizzi recordó en su carta de lectores del pasado domingo 8 de marzo, son un significativo aporte a la verdad completa de lo acontecido en la guerra que se libró en los años 70.


La conducta de Masetti al reconocer que de haber ganado los guerrilleros hubieran ahogado el continente de sangre y fusilado a los militares, después a los opositores y luego a los compañeros que se opusieran a su autoritarismo, representa la dosis de dignidad y franqueza que nos hace falta a todos los argentinos cuando nos referimos a aquella década de violencia.

Para construir el futuro, para que haya paz, concordia y reconciliación resulta necesario que la sociedad toda abandone una actitud hipócrita, cínica o indiferente. ¡Felicitaciones Masetti por su valentía, usted será respetado como un combatiente!

Rafael Mariano Braga

DNI 8.447.824

martes, 23 de junio de 2015

EL FESTÍN DE LOS BUITRES


LISTAS CERRADAS. TRAMPAS ARMADAS.

Se ha cumplido un nuevo paso previo a las elecciones programadas, protagonizado por la decadente dirigencia política argentina, el cual ha sido caratulado;  "la confección final de las listas".


Todo ello para continuar en el ejercicio de una democracia tramposa en la cual cuentan más los cargos que la misión, los privilegios  que los sacrificios, la hipocresía antes que la honorabilidad, el relato antes que la realidad, la sensualidad por el poder antes que la humildad para servir, el amiguismo antes que la idoneidad, el travestismo  y la obsecuencia antes que  las convicciones, la frivolidad antes que la rectitud y el sacrificio,... y podría seguir una larga lista de disvalores vigentes y consolidados.

Y no estamos inventado nada, porque es el espectáculo que nos han brindado, a toda orquesta, desde hace más de treinta años, los políticos (as) permanentemente reciclados y dudosamente enfrentados en rencillas internas, quienes por su ineptitud técnica y moral y ambición desmedida, han sumido a la Patria en una decadencia indetenible.


En 1983 asistimos entusiasmados y esperanzados al nacimiento de una etapa democrática que imaginábamos fecunda y superadora. Desgraciadamente lo primero que justamente fue traicionado resultó ser el modelo virtuoso de ejercicio de la política y consecuentemente luego, el origen y funcionamiento de dicha democracia.

Y así llegamos a los tiempos actuales en los cuales pretendemos calificar con aquel título honroso a un despilfarro inusitado e inédito de recursos, promesas, capacidades, buenas intenciones, vocación de servir y fundamentalmente futuro y esperanzas.
Todo mimetizado con arengas vacías de contenido, pobladas de inexactitudes y voluntarismo, mentiras reconfortantes, reciclamientos inauditos y fábulas constantes y convincentes.

En estas condiciones hemos asistido a la referida "confección de listas" constituidas por una enorme cantidad de "representantes del pueblo y hasta padres y madres de la Patria" con el fin de  que el pobre pueblo argentino exprese su voluntad en breve tiempo.

No resulta muy difícil imaginar el perfil de los personajes (as) elegidos para tal responsabilidad. En primer término su lealtad (más bien obsecuencia) al mandamás de turno, luego su parentesco, también su capacidad proselitista (recaudación y conducción de incautos denominado activismo político); por supuesto "su flexibilidad" de conducta para ejercer responsabilidades en donde se los ubique y para lo que les ordenen y por último, y bien último, su idoneidad y capacidad técnica y moral para ejercer cargos públicos representativos o no.

Es indudable que existen casos notables y desgraciadamente escasos en este truculento panorama que nos muestra el desarrollo político de nuestra decadente sociedad. Ellos (as) han demostrado valentía, honradez, tenacidad, independencia e idoneidad para desenvolverse en la acción política. Desgraciadamente la hojarasca y basura persistente difundida ampliamente por los otros, los tapa y oculta ante una opinión pública a la cual le interesa más el pan y circo y la fantasía de una realidad que no es.

Todo ello pese a reacciones fugaces emocionadas que hacen mucho ruido, conmueven un poco y luego se agotan como la llama de un fósforo.

Pero además y lo sabemos suficientemente, hay "sistemas técnicos"  de diversa índole y metodología, propios de la democracia falsa que nos han impuesto; que se opondrán como una barrera infranqueable a que esas personalidades notables y meritorias emerjan de la basura circundante. No tengamos duda; allí está listo y preparado a saltar hacia sus presas; el animal FRAUDE, característico en nuestro atribulado país, de "los oficialismos vigentes". Y las pruebas están a la vista.

Tratando de hacer un ejercicio intelectual algo primitivo busco imaginarme las luchas tribales desarrolladas en los prolegómenos de la confección de listas para encaramarse a algún puestito disponible en busca de salvación eterna. O, de otra manera, los malabarismos ejecutados para lograr la simpatía del dedómetro y las promesas y juramentos emitidos a tal fin.

También obviamente superar a cualquier rival con artilugios convincentes a fin de  obtener una ubicación aceptable en las susodichas listas. Si al fin y al cabo para el 90% de estos individuos (as) la política es el mejor negocio para llegar a potentado en un lapso breve y sin esfuerzo, salvo en ocasiones, levantar la mano, aplaudir  y o reír abriendo la boca en su mayor amplitud posible para que se note.

Todo este panorama se me ocurrió representarlo como el festival de los buitres. La carroña que engullen no es difícil imaginarla.

Por último se me ocurre mencionar como parte no menos significativa de esta situación, el engorde desmedido y constante de la "burocracia democrática" (o más bien burrocracia). Hay cientos y hasta miles de diputados, senadores, concejales, comuneros etc., en todos los niveles y jurisdicciones. Cada uno, especialmente en los ámbitos nacionales y provinciales, tienen derecho a nombrar un séquito de asesores, secretarias, guardaespaldas etc. y así la posibilidad de tener cerca y bien alimentados, a parientes, amantes, compañeros de la infancia y o de correrías.


Y constantemente se inventan  nuevas funciones representativas o no, con diversas argucias, para mantener contentos a los secuaces necesarios. Si hasta vamos a darnos el lujo de elegir, aquí y ahora, ¡¡¡¡Representantes para un ignoto parlamento del Mercosur, que comenzará a funcionar en 2.020!!! Seguramente con nuestra inveterada generosidad les pagaremos sus importantes emolumentos para que hagan palabras cruzadas y otras actividades cerebrales hasta aquella época. Además y por supuesto les otorgaremos inmunidad para que nunca puedan ser interrogados por sus correrías y guarden tranquilos "sus ahorros".

Después de esta amarga recordación de circunstancias y paradigmas falsos, desearía sinceramente estar equivocado pero esta realidad y el futuro posible, me abruman y no puedo ver algo más reconfortante.

Por lo menos, así, lo veo yo,

El Soldado Desconocido

POR EL HONOR Y DIGNIDAD DEL EJÉRCITO DE GUATEMALA

Asociación de Veteranos Militares de Guatemala
-AVEMILGUA-


En Guatemala #NoHUboGenocidio.

"Al ingresar en el ejército, ponerse un uniforme, significa que tú abandonas tu vida personal y aceptas un modo de vida socialmente determinado al servicio de la sociedad de la que formas parte. Por ello encuentro obsceno que se juzgue a militares con códigos civiles por lo que hicieron en tiempos de guerra. Allí actuaron no como individuos sino como agentes de algo que estaba por encima de ellos y a lo que se habían entregado por dedicación".



 Joseph Campbell

FUENTE: DIARIO CORREO INFORMATIVO “DCI” N° 331

RUSIA Y EL NUEVO COMIENZO DE LA GUERRA FRÍA



Análisis de la situación actual y los errores de la UE y la OTAN

Por: Ricardo Angoso | junio 22, 2015

Foto: tomada de infobae.com

Rusia ha ganado una batalla, arrebatándole Crimea y los territorios de la no reconocida “República del Donetsk” a Ucrania, pero todavía no ha ganado la guerra. La rápida y vertiginosa guerra ucraniana ha revelado nuevamente a las claras que la indefinición política es la peor de las políticas a la hora de encarar una grave crisis,  que se manifestó en clave interna en sus orígenes y que después devino en una descarada intervención militar rusa en territorio ucraniano.

Mientras Occidente dudaba, sobre todo debido a la escasa determinación del presidente norteamericano Barack Obama a la hora de tomar una decisión rotunda y contundente frente al gigante ruso, Rusia actuaba rápidamente tratando de desestabilizar a Ucrania, se anexionaba Crimea, intervenía militarmente en el Donetsk y otros territorios ucranianos e incumplía todos los acuerdos firmados con los incautos  occidentales. Vladimir Putin, que conoce bien ese carácter pusilánime y cobarde a la hora de tomar decisiones audaces por parte de los europeos, siempre divididos y enzarzados en gratuitas disputas internas que fortalecen directamente a Moscú, actúo con rapidez, coraje y sin dudar ni por un minuto en cuál era la mejor de las opciones posibles: usar la fuerza frente a la escasa determinación occidental.

Pero también Ucrania ha pagado los crasos errores cometidos en estos últimos 24 años por su clase política, que perdió todo este tiempo en una suerte de transición a la democracia que se convirtió en un viaje hacia ninguna parte. Eso en el plano interno, pero en lo que se refiere a su política exterior fue todavía peor. Sin en estos largos años en vez de haber estado coqueteando con todos sus vecinos, incluyendo a Rusia, hubieran optado por una política exterior de inclusión paulatina en la OTAN y en la UE, tal como hicieron los países bálticos y el resto de los antiguos Estados comunistas, las cosas hubieran ido por unos derroteros bien distintos. Pero ya se sabe, las guerras se pierden por dos palabras: demasiado tarde. Así ocurrió en Ucrania, que nunca supo ver el peligro que representaba para su integridad territorial y soberanía nacional la cercanía y vecindad con Rusia.

Luego Europa, más concretamente la Unión Europea (UE), tampoco fue capaz de articular una política correcta hacia el desafío que representaba la intervención rusa en Ucrania. Algunos países, como España, Grecia, Chipre e Italia, mantuvieron un perfil bajo en sus críticas a Putin e incluso consideraban como contraproducentes las sanciones aprobadas contra Rusia. En plena crisis, e incluso ahora, Grecia firma acuerdos con Moscú, busca el apoyo financiero a sus reformas y desafía abiertamente a sus socios europeos, en un gesto tan desleal como infame. La reciente firma de un acuerdo energético entre Moscú y Atenas, en plena negociación entre los responsables económicos de la UE y las izquierdistas autoridades griegas, es un jarro de agua fría a los intereses de los dos grandes acreedores de Grecia: Alemania y Francia.

LOS ERRORES ESTRATÉGICOS DE LA UE Y LA OTAN EN LA CRISIS

Luego que nadie se olvide: las sanciones comerciales y económicas contra Rusia no han dañado ni erosionado, ni en lo más mínimo, el omnímodo poder de Putin y la corte de oligarcas que le apoyan y le jalean. Más bien han conseguido lo contrario: la popularidad de Putin es cada día más alta y su poder se ha afianzado aún más. Todo lo contrario de lo que ocurre en Ucrania, donde la elite que sucedió al depuesto presidente Víctor Yanukóvich se ha mostrado incapaz de gobernar al país y le ha llevado una situación económica catastrófica. Junto a estos elementos, que ya de por sí son graves, hay que añadir el clima de corrupción reinante, la pésima gestión de la guerra contra las milicias rusas en su interior  y la actitud titubeante y poco firme de su nuevo presidente, Petró Poroshenko.

Ucrania ha quedado atrapada entre los intereses geoestratégicos rusos en lo que fue su antigua área de influencia y los anhelos de Occidente por extender más allá de sus actuales fronteras a la OTAN y a la UE. Sin embargo, el cálculo estratégico de ambas organizaciones fue fallido y no tuvo en cuenta que la sociedad ucraniana era dual, que estaba claramente fragmentada y dividida.

En Ucrania, casi el 20% de la población pertenece a la minoría rusa y vive en las zonas cercanas a la frontera con la Federación Rusa, en el Este del país, y aproximadamente un 75% es ucraniana. Este frágil equilibrio, que se mantenía prendido por alfileres desde la desmembración de la Unión Soviética, saltó en pedazos tras el anuncio del nuevo ejecutivo de Kiev de acercarse e integrarse en la UE y romper sus lazos históricos con Rusia, que había apoyado en la grave crisis política al ahora exiliado, en Moscú, “casualmente”, expresidente Yanukóvich.

DE MOLDAVIA A UCRANIA, PASANDO POR GEORGIA Y CHECHENIA

Rusia ha ganado todas las guerras de la posguerra fría, desde Moldavia, cuando provocó la secesión de Transnistria, hasta la de Ucrania, pasando por las de Georgia -donde se anexionó Abajsia y Osetia del Sur- y Chechenia. La UE, pero especialmente las grandes potencias, Francia, Alemania y el Reino Unido, deben sopesar hasta dónde quieren llegar en su pulso con Moscú, pero lo tienen que hacer de una forma realista y clara.

Pero, de la misma forma, Rusia también debería evaluar si en un mundo global, cada día más complejo e interconectado, su desafío permanente a Occidente no le acabará acarreando un mayor aislamiento, graves consecuencias para su economía doméstica, como le está ocurriendo ahora, y una nueva guerra fría que le generará un más que seguro atraso tecnológico y cultural. Y, por cierto, ¿no fueron esas las causas para que el bloque comunista se hundiera y la Unión Soviética saltara en pedazos frente a un Occidente liderado por los Estados Unidos? Putin debería reflexionar sobre todos estos asuntos antes de tomar decisiones precipitadas y seguir con sus andanadas bélicas, pues no sea que vaya a morir de éxito, como decía alguno, y perder la guerra.

Ricardo Angoso
@ricardoangoso

MANCHALÁ, ¿POR QUÉ NINGUNEAR A LOS “COLIMBAS”?

La ilusión, la ingenuidad o simplemente la cobarde resignación -defectos de carácter que acompañan a los argentinos desde hace años- es lo que nos hace aceptar cosas que merecerían estar en una antología del realismo mágico. Creer o tratar de hacer creer que una guerra de cuarta generación puede ser llevada adelante bajo las normas de una convención escrita por primera vez en 1864 y que tiene el dudoso honor de ser el acuerdo diplomático más violado por sus propios firmantes, raya en la ignorancia o en una mala leche fenomenal.


Quienes hoy niegan la realidad de una guerra civil en los setenta y escriben libelos políticamente correctos olvidan que la subversión latinoamericana obraba en conjunto supervisada por Cuba, que había organizado la Junta Coordinadora Revolucionaria integrada por el ERP, el MIR (Chile), Tupamaros (Uruguay) y el ELN (Bolivia)  y era la parte caliente de una guerra fría entre dos potencias que preferían las matanzas periféricas a la alteración de un status quo que había costado más de sesenta millones de muertos. Y, aunque peones de algo que no traía para nosotros ninguna ventaja, el juego se dio de manera tal que, de lograr la subversión un triunfo, ponía al país en la disyuntiva perversa de ser sin solución de continuidad un estado lacayuno al estilo Cuba, para que, una vez sucedido esto, el juego de las “matanzas periféricas” nos condenaría a  ser invadidos, más temprano que tarde, por un país que había solucionado sus problemas subversivos y que tenía -tiene- necesidad de litio, petróleo, uranio, trigo, rápida salida al Pacífico, ríos navegables y presencia en el Atlántico Sur y en la Antártida.

Una vez dicho esto, podríamos fijar nuestra vista en algunos de esos impresos o reportajes que, luego del visto bueno de la “intelectualidad” de izquierda sirven para conseguir alguna canonjía universitaria o algún tipo de beca paisajística. En este caso cabe referirse a las declaraciones hechas a El Tribuno por Santiago Garaño[1], donde el fin último de las mismas es denostar -a partir de medias verdades, ligeras suposiciones y severos desconocimientos- primero al combate de Manchalá, luego a la campaña emprendida por un grupo de salteños para reivindicar este enfrentamiento y terminar, fin ideológicamente obligado, menguando la actitud de los que combatieron ese día.

En el reportaje, Garaño se pregunta por qué los militares pusieron “tanta energía y recursos allá [Tucumán]” y sigue inquiriendo: “¿Por qué ese espacio periférico se construyó como un espacio central en lucha contra la guerrilla.?”. Definir periférico al monte tucumano como teatro de operaciones de la guerrilla rural -el sueño del “Che”- roza la ignorancia sobre el concepto de foquismo, sobre la necesidad de crear una “zona liberada” que sería reconocida por gobiernos afines y que, si tenía éxito la guerrilla rural, se podía extender a Chaco y Formosa.

Cabría preguntarle entonces a Garaño si la decisión tomada por el ERP en 1971 de concentrar elementos en la zona de Famaillá y Monteros era una estupidez manifiesta o era parte del programa de guerra popular revolucionaria diseñado por el PRT en su 5° congreso en 1970.

Sería conducente que Garaño nos explicara por qué, si era un teatro de operaciones periférico, tres cuartas partes de la compañía “Combate de San Lorenzo” (Regional Rosario) y dos pelotones de la compañía “José Luis Castrogiovanni” fueron trasladados a Tucumán a mediados de 1974, sin considerar los combatientes enviados para reforzar la compañía de monte en 1975.

También sería interesante que nos contara por qué causa, el 65% de las armas y municiones obtenidas en el copamiento del Batallón de Comunicaciones 141 de Córdoba en 1973  (lanzagranadas, una Mag pesada, 120 FAL, pistolas, pistolas ametralladoras y municiones, botín que totalizaba dos toneladas) fueron enviadas a la zona de Tucumán.

Formación Guerrillera en el monte tucumano
de la Compañía de Monte Rosa Jimenez del ERP

El desconocimiento de Garaño sobre la importancia que tenía para el ERP el monte tucumano como zona de operaciones queda demostrado cuando dice: “Construyen a un enemigo peligroso cuando en realidad no había más de 100 guerrilleros, pero que se consideró como que habían miles.”. Antes que nada, cabe aclarar que en el monte, a principios de 1975 había no menos de 300 guerrilleros entrenados y armados y no cien como él dice, es decir que la compañía ya era un batallón (tres compañías), o si le gusta porque queda mejor, una compañía reforzada. Que a esa altura de los acontecimientos los efectivos subversivos no eran 100 queda demostrado en una publicación editada en París donde el ERP se jacta de haber “aferrado” a una brigada del Ejército de más de 4.000 hombres con solo trescientos combatientes.

Por otra parte, si Garaño tuviera un conocimiento menos superficial de la guerra de guerrillas o hubiera leído con cierta profundidad a Mao o a Giap, sabría que una guerrilla, para ser eficiente, debe tener entre 6 y 8 individuos dedicados a hacer inteligencia, logística, sanidad y al traslado y/o rotación de efectivos por cada combatiente. Teniendo en cuenta las dificultades que un monte como el tucumano creaba, sobre todo, en el abastecimiento de comida y municiones, la relación de 6 a 1 sería la correcta, por lo que en Tucumán había en 1975 no menos de 1.800 individuos del ERP [2]. Por supuesto que Garaño olvida además en su sumatoria de combatientes a la unidad básica de combate y logística (UBCL) que Montoneros había puesto a disposición del ERP como apoyo y que sería la base de la Unidad de Monte que tenía previsto su teatro de operaciones en Burruyacu y en la sierra de Medina [3]; unidad de efímera vida debido a que patrullas del Ejército mataron a uno de sus líderes, Juan Carlos Alsogaray.

Juan Carlos Alsogaray

En su entusiasmo militante, Garaño asegura que los jefes militares, “… movilizaban a miles de soldados de todo el país.”, esto simplemente ni como falacia tiene entidad, la unidad “aferrada” según el ERP por trescientos guerrilleros [4] fue solamente la Va Brigada, que nunca entró al monte como unidad de batalla sino que las unidades integrantes de la Brigada enviaban en patrulla al monte Equipos de Combate. Dos o más equipos de combate podían constituir una Fuerza de tareas, pero nunca, la Va. Brigada entró al monte como unidad de combate en la Operación Independencia [5].


Llegado a este punto, Garaño ratifica, a pesar de su ignorancia demostrada en este tema: “…Sí hubo enfrentamientos o escaramuzas pequeñas, pero que no significan una guerra...”. Nuevamente, el desconocimiento absoluto de la guerra de guerrillas apuntala la inconsistencia de su demostración, porque, ¿cuantos años de pequeñas escaramuzas tuvo el vietminh antes de llegar a Dien Bien Phu?, ¿Cuántos años de pequeños enfrentamientos tuvo el vietcong antes de llegar a la ofensiva del Thet?.

Finalmente, para demostrar que su objetivo ni siquiera era condenar la Operación Independencia sino el combate de Manchalá en sí, pontifica: “…y ahora explico la utilización de Manchalá. Y es que utilizaron a los caídos como figuras paradigmáticas que exhibían constantemente.”. Como en Manchalá no cayó nadie, al menos del Ejército Argentino, aunque sí hubo heridos en la unidad que estaba trabajando en Manchalá, esta explicación no explica nada, y solo tiene como objetivo empequeñecer el coraje y la entrega de quienes combatieron en Manchalá.

Ex Soldados Conscriptos que combatieron
en Manchalá - Foto: año 2014

Esta actitud -menguar la importancia de Manchalá- tiene como inicial interpretación que, en realidad, Manchalá no fue, por sus consecuencias, un simple enfrentamiento, mal que les pese a los “constructores de historia”, ya que la importancia de una acción no está dada por el número de combatientes ni el peso de las armas sino por las consecuencias que esta acción tiene o hubiera tenido. Si el combate de Manchalá no hubiera ocurrido, si los soldados salteños y sus suboficiales no hubieran estado allí, es probable que la columna reforzada de la compañía de monte hubiera atacado el comando de la Va. Brigada. Más allá de la cantidad de oficiales, suboficiales y funcionarios provinciales o municipales que podrían haber sido ejecutados en Famaillá, el mero hecho de atacar el corazón de las tropas nacionales hubiera sido el Cao Bang de Tucumán, un éxito con una gran repercusión internacional.


Desde que el odio y el resentimiento le bajaron el pulgar al monumento a los bravos de Manchalá” será para ellos -hijos del pueblo que cometieron el pecado de, por cumplir con las leyes de la Nación, combatir a la subversión- la descalificación sistemática de “intelectuales” resentidos, que cada vez que se preguntan: ¿Quiénes son los combatientes de Manchalá?, reciben una respuesta dolorosa ya que su cerrazón mental no les permite entender por qué ellos, por su origen y por la edad que tenían en el momento del combate, estaban combatiendo a la “juventud maravillosa”.

JOSE LUIS MILIA


[1] Doctor en Antropología y Licenciado en Ciencias Antropológicas (UBA). Integra desde 2004 el Equipo de Antropología Política y Jurídica (UBA) y desde 2012 el Núcleo de Estudios sobre Memoria (IDES), donde es Secretario de Redacción de la Revista Clepsidra. Revista Interdisciplinaria de Estudios sobre Memoria. Este hombre trabaja sobre la "memoria" y no con la "historia". 
[2] Rosendo Fraga. Memoria: sangre sobre el monte. La Nación 13/02/2005
  Al finalizar el año 1974, el ERP tenía unos 2.500 simpatizantes
[3] Al finalizar el año 1974, el ERP tenía unos 2.500 simpatizantes esparcidos por toda la provincia. Paul H. Lewis, Guerrillas and generals: the "Dirty War" in Argentina.
[4] Al finalizar el año 1974, el ERP tenía unos 2.500 simpatizantes esparcidos por toda la provincia. Paul H. Lewis, Guerrillas and generals: the "Dirty War" in Argentina.
[5] Las unidades participantes en la Operación Independencia fueron el Regimiento 19 de Infantería,  la Compañía de Comunicaciones 5,  la Compañía de Arsenales 5; el Regimiento 20 de Infantería de Montaña y el Grupo de Artillería 5; el Regimiento de Infantería de Monte 28 y el Regimiento de Infantería de Monte 29, el Destacamento de Exploración de Caballería Blindada 151, la Compañía de Ingenieros 5 y la Compañía de Sanidad 5, unidades todas que pertenecían a la Va Brigada. A estos elementos hay que sumar dos escuadrones de Gendarmería el 20 y el 52.

lunes, 22 de junio de 2015

FALLECIÓ OTRO PRESO POLÍTICO



Estimados Amigos:

A través de la Unión de Promociones hemos tomado conocimiento que el sábado 20 de junio de 2015 falleció el señor Suboficial Mayor (R) Edgar Martín FERREIRA (Ejército Argentino), quién se encontraba injustamente detenido como  Preso Político.

Con él, son 302 (trescientos dos) los Camaradas fallecidos, pertenecientes a todas las Fuerzas Armadas, de Seguridad, Policiales, Penitenciarias y civiles; en el marco de este proceso de persecución, teñido de incontables irregularidades jurídicas y sistemática venganza, propias de una justicia prevaricadora.

Expresamos nuestras sentidas condolencias a todos sus familiares, allegados, compañeros y amigos, rogándole al Señor, les conceda pronta y cristiana resignación.

Dadas las avanzadas edades y estados de salud de los Presos Políticos en la Argentina, estas lamentables noticias son cada vez más seguidas. Una vez más levantamos nuestra voz hacia el poder de turno, no pueden continuar con esta matanza selectiva… es su obligación como presidente de todos los argentinos garantizar el debido proceso, la igualdad ante la ley, brindar asistencia sanitaria adecuada y por sobre todo lograr la unión de la sociedad para superar las antinomias que después de casi 205 años aún nos mantienen divididos. Es hora de sin odios, ni venganzas, es hora de una mirada superadora.

Sinceramente,

Pacificación Nacional Definitiva

por una Nueva Década en Paz y para Siempre

EN UNA LANCHA LENTA A LA CHINA


"Afilando el hacha mientras ordena
rencores por orden alfabético".

Arturo Pérez-Reverte.

La designación de Carlos Zanini como pre-candidato a vicepresidente en la fórmula que encabeza Daniel Scioli conmovió el escenario político, tanto porque nadie previó que doña Cristina haría tanto para limitar el poder de quien, eventualmente, podría ser su sucesor sino porque éste, con tal de llegar al sillón presidencial, estaría dispuesto a aceptar los riesgos -¿la "gran Nisman"?- que implica convivir con tal compañero.


El apodo del actual Secretario Legal y Técnico de la Presidencia -Chino- responde a su aspecto físico pero más a su filiación política, ya que joven adhirió al maoísmo en su variante albanesa y, como se ha visto en los últimos años, no ha abandonado esa disparatada postura ideológica -archivada hace tiempo hasta en su mismo país de origen- y ha conducido al Gobierno a esta cerrada encrucijada.

En resumen, si Lancha triunfara en los comicios de octubre, la Argentina entraría en un camino que podría llevar a que su destino estuviera conducido por un terrorista del ERP, que tanta sangre derramó en el pasado. Es imaginable, entonces, qué sucederá con nuestro país, ya que basta con recordar que el Chino fue el autor intelectual de las peores fechorías  estos años -Ley de Medios, "Democratización" de la Justicia, nuevo Código Procesal Penal, etc.- y mirar el presente de la pobre Venezuela de Nicolás Maduro: la grieta político-social y el enfrentamiento se ampliarán hasta el extremo, la represión se extenderá y la economía, ya extenuada por los doce años kirchneristas, será estatizada aún más, por la vía de expropiaciones; lo poco que queda de la Justicia y del Congreso será enterrado bajo una lápida de autoritarismo, el saqueo a las arcas públicas se profundizará con el robo a la propiedad privada, desaparecerá la prensa libre y los opositores más combativos serán encarcelados.

Como muchos economistas preveían, el Gobierno agravará la situación ya caótica de la economía con el simple recurso de darle a la maquinita de Ciccone para inundar de pesos al país antes de las elecciones y endeudarse masivamente a altas tasas y cortos plazos, sin importar en lo más mínimo que cada vez resulten más cortas las mechas de las muchas bombas que dejará como herencia; como dije, si ganara la fórmula Lancha-Chino, es altamente probable que se intente morigerar todos esos desequilibrios mediante expropiaciones, con el apoyo de capitales que llegarán, entonces sí, desde Beijing acentuando nuestra actual situación de colonia.

El escenario se complica aún más si percibimos que el principal binomio ofrecido por el ¿Frente para la Qué? a la Provincia de Buenos Aires lo integran Anímal Fernández, uno de los políticos con peor imagen, reiteradamente señalado por Lilita Carrió como jefe de los carteles de la droga nacional, y Martín Sanatella, otro prócer rejuntado por Cristina entre las huestes del Partido Comunista a quien sus ex-colegas, los barones del Conurbano, odian hasta el extremo.

¿Estará dispuesto el peronismo real, representado por gobernadores e intendentes y por los líderes sindicales, a recorrer mansamente ese camino de ida? Sigo creyendo que no, que más allá de los gestos públicos de obsecuencia, imprescindibles mientras la noble viuda maneje la chequera, pondrán sus escondidas fuerzas a jugar contra ese disparate, que puede llevarlos al destierro después del copamiento por La Cámpora de sus concejos deliberantes, y mandarán a sus fieles a votar por cualquier otra fórmula (¿Felipe Solá-Daniel Arroyo?), ya que en ello les va la supervivencia misma; lo hicieron en 2009, cuando desataron la furia de Néstor al ver su propio nombre vencido, y en 2013, al mandar a votar por Massa para frenar la reelección eterna de su noble viuda. Por lo demás, si cabía la posibilidad de una cierta atracción del manso Scioli sobre independientes o indecisos, la designación del Chino, un cultor de la teoría de la confrontación, la excluye por completo.

La emperatriz, como era dable esperar, no se anotó en ninguna de las carreras posibles para no asumir el riesgo de perder, fuera por la escasez de votos, fuera porque su candidato local obtuviera más adhesiones que ella. Pero Cristina consiguió, pese a todo, reconfirmar que pretende que el Congreso se convierta en el gran aguantadero de los delincuentes que la han rodeado estos años, encabezados nada menos que por Julio de Vido, el ladrón que le costó a la Argentina el autoabastecimiento energético, y por el mínimo Máximo, tan acosado por sus trapisondas en Hotesur.

Ratificando cuanto sostuviera en una nota reciente, "Espejos que Avergüenzan", la Justicia norteamericana investiga a Ricardo Jaime por la compra de aviones a Embraer para Aerolíneas, utilizando los miles de mails cruzados por sus cómplices que aquí fueron desechados como prueba, en un proceso que seguramente terminará con el propio De Vido y Recalde, el  candidato de esta asociación ilícita a la Jefatura del Gobierno de la Ciudad Autónoma, que cosechara aún menos voluntades que Filmus, el eterno perdedor.
Por su parte, el PRO de Mauricio Macri ha dado una fuerte muestra de pragmatismo, tanto al optar por Gabriela Michetti como candidata a Vicepresidente, que seguramente evitará la fuga de los progres porteños hacia el espacio de Martín Lousteau, cuanto al elegir a Daniel Salvador como integrante de la fórmula provincial de María Eugenia Vidal, que le permitirá contar con los indispensables fiscales radicales en el más problemático territorio electoral.

Así, los dados están rodando. Falta sólo comprobar si el cortoplacismo y egoísmo del "sálvese quien pueda", alentado por una transitoria hinchazón de bolsillos, decide enterrar de una vez y para siempre con la República o sí, aunque sea por única vez, los ciudadanos priorizan el futuro y, con él, la esperanza de la redención de Argentina como nación independiente. Hoy, Mendoza y Tierra del Fuego tal vez comiencen a despejar esas dudas.

Bs.As., 21 Jun 15

Enrique Guillermo Avogadro
Abogado