lunes, 29 de mayo de 2017

TERGIVERSACIÓN


Una reciente ley de la provincia de Buenos Aires pretende oficializar la cifra de los supuestos 30.000 desaparecidos en el último gobierno militar. Dicho número contradice el informe oficial de la Conadep, que arrojó un número inferior a 8000, cifra esta última, confirmada recientemente por dirigentes de ideologías muy diversas. Pero, además, la citada ley es parte de la grosera tergiversación de la realidad, generada por el gobierno anterior, que, en su afán de imponer un pensamiento único, olvidó a las miles de víctimas del terrorismo apátrida, el que se alzó también contra un gobierno constitucional entre 1973 y 1976 (gobierno éste que, a su vez, ordenó en 1975 aniquilar el accionar de la subversión terrorista en la Argentina). Todo ello agraviando la verdad histórica mediante una memoria sesgada, consecuencia de la cual son los cuantiosos presos políticos, muchos de ellos muertos en cautiverio u hoy aún encarcelados en nuestro país. En tanto, aquellos terroristas que se alzaron en armas contra la Nación disfrutan de su libertad, obtenida con un criterio ideológico parcial y contrario a la legislación internacional, además de verse beneficiados por significativas indemnizaciones que no han recibido, en cambio, las víctimas del terrorismo.

Ricardo R. Balestra
Diputado nacional (MC)